Voluntad por el TEA

Hace unos días realizamos un video por redes sociales motivando a padres que estén vinculados con hijos con autismo, así como a todas las instituciones que de alguna manera han llevado una gran labor auxiliando y apoyando a los primeros; para que estuvieran presentes ante la Comisión del Senado que conocería vistas públicas, conociendo un ante proyecto de ley sobre el autismo.

La respuesta fue positiva por el nivel de los asistentes y la comparecencia. Fueron escuchados y pudieron exponer el parecer y sus planteamientos.

Durante años esos que comparecieron, tienen años luchando a solas sin la ayuda del Estado. Es cierto que debemos estar claros que una ley no hará la diferencia si a la misma no se le imprime voluntad política y decisión firme para que se pueda crear la verdadera inclusión que nunca han tenido aquellos que de alguna manera han visto de cerca los afectados del TEA.

Es cierto que cada cosa a su paso. Nos toca ahora que se pueda aprobar el fundamento legal y una vez lograda una pieza legal que realmente proteja y sea de auxilio en todo sentido, para quienes tienen que lidiar con el TEA, entonces el siguiente paso será luchar para que esa futura y posible legislación, pueda ser ejecutoria y tenga “dientes”, para su aplicación.

A propósito del tema, leía un artículo sobre el mismo de: Juan  Zalazar y el mismo establecía sobre su experiencia en el ámbito siguiente:

“En septiembre de 2010 escribí una serie de reportajes para Listín Diario titulada “Las huellas del autismo”, a raíz de que comencé a enfrentar en carne propia el drama de los trastornos del espectro autista (TEA), cuando a mi hijo menor le diagnosticaron Síndrome de Asperger, llamado así en honor al psiquiatra austríaco Hans Asperger, quien describió por primera vez este trastorno neuroconductual”.

En un párrafo final, el mismo articulista decía lo siguiente:

“Termino informándoles que mi hijo con Síndrome de Asperger, aquel que las turbinas de un avión lo pusieron histérico, ahora con 22 años, tuvo precisamente la semana pasada su primera entrevista de trabajo en Estados Unidos, país donde recibió la educación y atención médica gratuita que el Estado dominicano no pudo proporcionarle hace doce años”.

Como ese ejemplo ya citado, hay muchas madres y padres que han atravesado un víacrusis no solo en el aspecto económico, sino de apoyo en todo ámbito. Y eso y es tiempo para cambiarlo. Vayamos más allá de una ley.

José Jordi Veras R.