Un Momento – Un modelo a imitar

Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

Unas de las grandes lecciones que podemos aprender de ese libro de la humanidad que es la Biblia, es la manera de actuar de Dios. Dios es trino: tres, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. La manera de interacción de esas tres personas nos muestra un ejemplo a seguir.

Es en el fondo lo que Dios quiere, que la humanidad nos parezcamos también a él, somos imagen de Dios, pero somos imagen de Dios trinitario. Él nos hizo comunidad, creó al hombre y la mujer y los hijos. Ahí hay una Trinidad que es padre, madre e hijos. También nosotros somos diferentes en Dios, hay diferencia entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, pero trabajan en común, mantienen la unidad, mantienen el amor.

Hay unas lecciones que nos sirven como un modelo a imitar: es el modelo de la Trinidad, qué nos sirve de ejemplo en todas las acciones, familiares, laborales y mundiales

Hasta mañana si Dios, usted y yo lo queremos.