Un Momento – La Cruz Diaria

La fiesta de la “Cruz de Cristo”, su crucifixión, que se tiene cada 14 de septiembre, nos hace recordar que forma parte de nuestra vida. Cada día tiene sus cruces y es una realidad de la existencia. Me gusta poner mucho el ejemplo de los estudiantes, todo aquel que quiere progresar y avanzar tiene que hacer sacrificios. Un estudiante está estudiando, pero tiene que cargar su cruz de cada día, su cruz de estudiar, como dicen los dominicanos y en otras partes del mundo de “fajarse”.

Por eso, cada día tomar nuestra cruz como algo bueno, positivo. La cruz no es para sufrir, no somos sádicos, pero sí sabemos que a través del sufrimiento alcanzamos triunfos. Sin cruces no hay resurrección, no hay gloria. La cruz de cada día nos llevará a la gloria de siempre.

Hasta mañana si Dios, usted y yo lo queremos.

MONS. RAMÓN BENITO DE LA ROSA Y CARPIO