Un Momento – Fátima

Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

 La virgen de Fátima sigue siendo tan actual como ayer con su mensaje de paz y de conversión para toda la humanidad, sobre todo en los países en guerra.

Cuánto nos dice a nosotros es­te mensaje y esta presencia. Son millones los que van a Portugal a visitar a Fátima, y los que han recibido milagros, sanaciones, bienes, liberaciones, de parte de la virgen de Fátima, como en el mundo entero. Su mensaje que nos trae de paz, de cambiar nues­tros corazones; ese es el gran mi­lagro que necesitamos, la gran sanación que necesitamos, sanar­nos todavía de la guerra.

Fátima aunque no la tengamos pre­sente, su mensaje ha de estar presen­te en todos. Mensaje de paz y no de guerra.

Hasta mañana si Dios, usted y yo lo queremos.