Un Momento – El perro

El perro pasa del imaginario humano a la realidad de la vida, como el mejor amigo del hombre y se cuentan muchas anécdotas acerca de cómo el perro manifiesta su amistad al ser humano. Pero también el perro aparece con rasgos negativos.

Cuando una persona es muy baja en su vida, en sus acciones, se le llama: “ese es un perro”.  Por eso nosotros aprendamos de esta imagen del perro a escoger lo mejor, la parte buena.

Seamos amigos como los perros, pero no seamos perros, sucios vagabundos en la vida. Por eso la imagen del perro nos invita a escoger siempre lo mejor en la vida y nos invita también a pensar que en la vida se puede elegir lo bueno y lo malo. El perro puede ser buen amigo del hombre o puede ser vagabundo.

Hasta mañana si Dios, usted y yo lo queremos.

Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio