Tenemos que enfrentar los efectos del huracán

El primero y esperamos que el último, de esta temporada ciclónica, nos afecta y sin dudas dejará efectos negativos, que esperamos solamente sean materiales.

Que no haya que lamentar las pérdidas de vidas humanas, que siempre es lo más doloroso e irreparable. Lo demás se puede subsanar.

Las zonas Este y Nordeste llevaran la peor parte de este fenómeno natural, pero los efectos de las lluvias, no de los vientos, pueden afectar en otras áreas más alejadas

Luego que pase el huracán corresponde emprender al gobierno y todos los sectores, el proceso de recuperación de los daños, asistir a las familias que puedan quedar parcial o totalmente sin techo.

Atender los daños en la electricidad, acueductos, carreteras y la agricultura, para que podamos retornar a la normalidad lo antes posible y seguir la marcha como país.

Confiamos que el presidente Abinader dispondrá de los recursos económicos, humanos y en equipos, para socorrer a las familias y empresas, afectadas por el fenómeno.

De situaciones peores nos hemos recuperados, por lo que confiamos que ahora lo haremos con mayor prontitud, y sacar experiencias para ver cuáles son los flancos más vulnerables, para futuros meteoros.