Sicarios habrían recibido 100 mil pesos por cada disparo impactado al cuerpo del abogado Basilio Guzmán.

El hermético silencio que mantienen las autoridades policiales y judiciales sobre las investigaciones de la muerte a tiros del abogado Basilio Guzmán, ocurrida el martes de la pasada semana en Santiago, se ha filtrado la información de que los sicarios que ejecutaron la acción son del municipio de Tamboril y  que habrían recibido 100 mil pesos por cada disparo impactado al cuerpo del jurista,  por lo que su pago por el crimen pasa de los 700 mil pesos.

Aunque la Policía Nacional y el Ministerio Público no han informado los resultados que han obtenido sobre la investigación del caso, para dar con los autores intelectuales y materiales del crimen, una fuente de entero crédito ligada a la justicia de Santiago asegura que los sicarios ya fueron identificados y que se espera atar algunos cabos sueltos para darlos a conocer a la prensa.

La fuente indicó que los sicarios son de una comunidad perteneciente al municipio de Tamboril, a cuyo lugar llegó en algún momento el desasosiego que generaba en las Litis judiciales el poder del implacable jurista, al afectar intereses con sus juicios ganados, en favor de unos y en contra de otros, lo que le granjeó enemigos en todos lados.

Sobre la muerte del abogado han surgido opiniones que versan sobre posibles responsables y fue puesto a circular un pasquín en el que se acusa a varias personas como los responsables de haber ordenado a los sicarios la comisión del crimen, entre ellos una mujer, un abogado, un médico y otra persona, no calificada.

Entre los citados en el panfleto como responsables del crimen se encuentra el abogado Arnaldo Gómez, quien se defendió de la difamación hecha en el panfleto, puesto a circular en el Palacio de Justicia de Santiago y publicado en las redes sociales y medios digitales, en el que lo sindican como responsable de la muerte del jurista

El abogado Arnaldo explicó que el contenido del panfleto pone en peligro su vida y llena de inquietud a sus familias, amigos, clientes y relacionados, por lo que solicitó una minuciosa investigación para determinar quine s son los responsables de publicar el pasquín y que descubra quienes mataron a su colega Basilio Guzmán.

Genera suspicacias el que el Director de la Policía Nacional, General Eduardo Alberto Then,  un hombre que le gusta la fama y abrogarse resultados, no se ha pronunciado con relación al crimen, pese a que al día siguiente de la muerte del abogado se trasladó a la ciudad de Santiago para supervisar las investigaciones y luego se marchó sin hablar con los medios de prensa sobre el tema-

La familia del abogado explicó que han sido informados de que su pariente recibió amenazas por personas relacionadas a procesos que tenía a su cargo.