Prólogo a “Los Pepines” del Dr. Eduardo Cordero

El contenido de la literatura ¨vivencial¨, como  es el caso de esta nueva obra del Dr. Eduardo Cordero,  titulada: ¨Los Pepines¨ (Vivencias y personajes de mi barrio), constituyen enunciados muy importantes, por dos razones básicas: la primera, porque son experiencias adquiridas y registradas por Eduardo Cordero, que vivió una parte esencial de su vida en esa comunidad, y que, logró superarse, como médico y como intelectual. Eso le ha permitido abordar al momento de escribir sobre estos temas, los tres elementos que conforman la individualidad, y la parte social, de cualquier ser humano: A. La familia. B. El contexto social y C. El aprendizaje personal.

Lo que acabo de expresar tiene su fundamento en los estudios del filósofo idealista alemán E. Husserl (1859-1938), fundador de la llamada escuela fenomenológica (Fenomenología), cuando en una parte de sus planteamientos conceptualiza desde el punto de vista subjetivo, lo siguiente: ¨El criterio de la verdad se haya constituido por las vivencias personales del sujeto¨. Según Husserl, es el método ¨lo que permite depurar lo dado de los estratos que producen la cultura, la historia y los factores personales¨. Estos tres últimos elementos son tomados en cuenta por el Dr. Cordero para verterlos en ¨Los Pepines¨, obviamente, desde su perspectiva vivencial o subjetiva.

De ahí se deriva la otra razón fundamental. No se trata de un texto de investigación estricta, más bien, los contenidos los va construyendo hasta lograr el perfil de Los Pepines. Así el lector se encontrará con algunos personajes populares y, luego, institucionales, una situación tal…etc., puesto que no es un libro científicamente histórico, o estrictamente folclórico,  o rigurosamente poético, o algo similar…pero sí considero, al mismo tiempo, que no puede prescindirse de consultar este libro a la hora de escribir sobre su barrio o sobre Santiago de los Caballeros, dado el ¨equilibrio emocional e intelectual¨ del autor.

Cuando uno ¨abre el telón¨, recibe el impacto de unos magníficos versos escritos por un pepinero invitado, Johnny Lama, titulados: ¨Mi barrio Los Pepines¨, brindando así un excelente preludio a la obra del médico, pediatra y escritor, creados sobre una magnífica estructura rítmica y vivencial. El texto está clasificado en 40 ¨vivencias¨, en donde el lector descubrirá personajes populares, personalidades distinguidas; educadores, artistas, deportistas, familias; lugares públicos y privados, como la iglesia, bares y colmados; festividades religiosas, carnavalescas, deportivas, profesionales, laborales…en fin, un arcoíris cultural y un valioso legado histórico, político, social y económico, pleno de costumbres, tradiciones y añoranzas, que parecen no están ausentes, sino más bien, olvidadas.

Para finalizar, agradezco al distinguido amigo de muchos años, Dr. Eduardo Cordero, escogerme para prologar esta producción suya: ¨Los Pepines¨. Espero haber cumplido con su esperanza. Además, invitar al público local, regional y nacional, a deleitarse con las vivencias de un barrio alegre, trabajador, solidario y orgullosamente santiaguero y dominicano.