Principios de la planificación estratégica en salud

El plan estratégico nacional que impulsa el Ministerio de Salud será coherente, factible, viable, concurrente, flexible, tendrá seguimiento y expresará un proceso metodológico continuo.  Esos son los principios de método aprobados por el Consejo Nacional de Salud de la República Dominicana.

Los principios son esencias de conducta de los participantes de un proceso. Son rectores porque modulan,  gobiernan y rigen la implantación de la hoja de ruta del sistema de salud hasta el año 2030. Son declaraciones éticas del ‘saber hacer, saber estar y hacer saber en salud pública’. Determinantes para el diseño del diagnóstico, la formulación prospectiva de la visión y la implantación de los proyectos pactados.

 El plan estratégico de salud será coherente con las políticas, planes y normas del sistema de planificación. Creará la estrategia como diferencia. Es decir, aunque tenga referencias holísticas, será una pieza auténtica, de factura genuinamente nacional.

Será factible y viable, pues tomará en cuenta en qué grado los proyectos pueden ser transferibles a la realidad. Se distinguirá porque deberá contribuir a gestionar el poder de actores estratégicos con decisión. Garantizará que las formulaciones se discutan y concerten en los grupos de interés con empoderamiento para crear futuro.

 Este plan será concertado. Robustecerá la tradición de gobernabilidad dominicana con herramientas probadas. Concerta porque creará convergencia de actores públicos, privados y comunitarios. Mancomunado pues avizora el futuro del sistema de salud como transformador de las funcionalidades y capacidades humanas para el desarrollo sostenible.

 Este plan será flexible. Propondrá escenarios resilientes en una sociedad cambiante en un mundo post-pandémico. Se pensará la salud en una nación en transición democrática, donde la sociedad y sus representantes, tienen el derecho de escrutar la labor de los médicos, los profesionales y técnicos en hospitales,  centros y clínicas privadas.

 Este plan estratégico nacional de salud será concurrente. Escudriñará y gestará la convergencia territorial y sectorial de los diferentes niveles de gestión y gobierno que se expresan en la Nación. Asegurará la coherencia entre las visiones que sobre el mismo territorio, acumula el gobierno central, los municipios, el sector privado y la sociedad civil. Ponderándose el plan plurianual de desarrollo del sector público, promovido por el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD).

 Este plan tendrá seguimiento, rastreo y búsqueda. Vinculará lo inmediato y lo mediato. El corto con el mediano plazo. Asegurará una línea base y un observatorio denominado “Salud 2030”. Herramienta que ayudará a monitorear la implantación y ejecución de los proyectos estratégicos.

 Finalmente, este plan enunciará un proceso. Se orientará en el sentido de asegurar relación con las dinámicas de articulación de actores, recolección de información, formulación, aprobación, comunicación, implantación y ejecución, garantizando su revisión y evaluación periódica.

Reynaldo Peguero, rpeguero.cdes2030@gmail.com