Primera dama lamenta muerte de niño en Caipi y favorece responsables paguen por el hecho

La muerte de un niño de un año y 10 meses de edad, quien perdió la vida ahogado mientras se encontraba en el Centro de Atención Integral de la Primera Infancia (Caipi) Pueblo Nuevo de San Francisco de Macorís, en la provincia Duarte,  ha sindo condenado por la primera dama Raquel Arbaje, quien favorece que el hecho sea castigado.

Albaje mostró conmoción por la muerte del infante Maikel Esmil Álvarez y favorece que “la negligencia que provocó la tragedia sea severamente sancionada.

“Estoy profundamente conmovida por la muerte de Maikel Esmil, un bello niño, mientras estaba al cuidado del Caipi Pueblo Nuevo, en San Francisco de Macorís”, dijo Arbaje en un mensaje colocado en su cuenta de Twitter.

La esposa del presidente Luis Abinader mostró su solidaridad y apoyo a la madre del menor fallecido.

“Sé que nada que yo diga aliviará el dolor de la madre, pero quiero que sepa que estoy con ella y le hago llegar mi solidaridad y apoyo”, Eso “Nada la excusa ni la explica”, agregó.