Preocupación, oraciones y esperanza matizan rescate de mineros atrapados en mina Cerro Maimón

La felicidad, mezclada con preocupación y oraciones ha vuelto sentirse en los familiares de los dos mineros atrapados desde el pasado sábado en una mina de cobre de Cerro de Maimón,  en la provincia Monseñor Nouel, de República Dominicana, luego  del anuncio hecho por Paul Marinko, presidente de Corporación Minera Dominicana (CORMIDOM) de que se perforará un tunel de 74 metros de largo para el rescate de l

Paul Marinko  explicó que se realizó una perforación rápida y segura, de 64 milímetros de diámetro, a través de la cual les están suministrando hidratación y alimentos a ambos colaboradores de la empresa.

Marinko indicó que están trabajando en dos procesos simultáneos: el primero consiste en el refuerzo con estructura de acero del túnel donde ocurrió el evento y la caída del terreno.

Dijo que el segundo proceso es la construcción de un túnel de unos 74 metros, con el que se avanzará a un ritmo más acelerado, utilizando métodos de la minería tradicional.

El presidente de Cormidom manifestó que por el momento no se puede establecer el tiempo que tardará la operación, alegando que hay que garantizar la seguridad de los mineros y de los rescatistas.

Marinko informó que dispone de un equipo multidisciplinario, compuesto por nutriólogos y geólogos con  experiencia en geotecnia y deslizamiento de rocas, igual que apoyo y asesoría del Ministerio de Energía y Minas, Dirección General de Minería, Ministerio de Trabajo, socorristas del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), Equipo Humanitario de Rescate del Ministerio de Defensa,  equipo de rescate de Moran Mining Group, de Canadá, y la Defensa Civil local.

En labores de rescate en el túnel trabajan 70 personas en las tres áreas involucradas en el rescate. Eso es, vías de comunicación y las dos vías de acceso. Además hay equipo de geólogos, geotécnicos, expertos en mina, profesionales médicos y todo el equipo de apoyo para planificación y logística para traerlos a superficie sanos y salvos.

Los atrapados son Gregory Méndez Torres, dominicano de 28 años, nativo de Los Martínez, una comunidad próxima a donde se desempeña en el yacimiento como ayudante de mina, mientras recibe una formación sobre asistente de mina. Es soltero, padre de dos hijos y goza de “buena salud física y mental”, según las últimas evaluaciones.

En tanto que Carlos Yepes, de 40 años, es un consultor internacional independiente, de nacionalidad colombiana, que labora en el manejo de jumbos y al momento del derrumbe se encontraba el proceso de capacitación del personal dominicano que es parte de Cormidom. La familia de Yepes está en Colombia y su esposa,  con la que mantiene comunicación, ya está aquí.

La minería es una actividad económica que consiste en extracción de minerales y elementos comercializables del interior de la corteza terrestre.