Por la vida

Vuelve a ponerse sobre el tapete dejar pasar cuarenta días para proclamar esa noticia por la vida de no-nacido.

Cuarenta días por los indígenas es la defensa de la vida, me gusta decirlo; 40 días por la vida de los jóvenes perseguidos en tiempos de Trujillo porque nosotros sufrimos persecución por defender la vida; 40 días por la vida para proclamarlo pero también para orar, para poderlo decir a los cuatro vientos, para poder repetir otra vez con el Papa Francisco “el aborto es un homicidio, es un asesinato” – así de claro lo dice Francisco al mundo entero a los cuatro vientos y con toda verdad y toda afirmación.

Hasta mañana si Dios, usted y yo lo queremos.