Pérdida de nuestras mascotas

No requerirías  de tener que crear mayores endurecimientos de la legislación para la protección animal, como recientemente leímos.  Porque se asume que todo el mundo piensa como uno.

El que ha pasado por el hecho de haber perdido una mascota; amigo; compañera de vida; en fin, ese que lo haces parte de tu entorno; de tu vida diaria; te duele saber que puedas dejarlo solo ante una salida por varios días. Es porque cuando sientes todo eso, es simple, es parte de tu familia.  Y eso implica amor y cariño, para ese miembro más que ocupa un espacio en tu corazón.

Por eso, nos causa impotencia, el solo hecho de ver o ser testigo de un maltrato a un animal, sin importar su especie.  Eso tiene mucho que ver con lo que tiene por dentro y que anida en tu alma.

En el caso de los animales domésticos, como perros y gatos, podemos darnos cuenta como ellos sienten y padecen lo que sufrimos; o si estamos enfermos; o si estamos de un humor inadecuado; en fin, hemos visto hasta donde son capaces mucho de percibir si quien tienen a su lado se le altera algún mal síntoma.

Por muchas razones, hemos llegado a ver lo que es capaz de entregarse un canino por quien está a su lado; no tiene límites su lealtad. Nos muestran tantos sentimientos,  que los que son capaces de ofrecer o demostrar algunos seres humanos.

Es por muchísimas razones, que perder una mascota a quien le hemos brindado tiempo y cuidado, es como el propio duelo de un familiar.  Nos afecta de forma emocional y profunda. Nos golpea grandemente el solo hecho de pensar que no estará más entre nosotros.  Y no necesariamente, la sustitución alivia ese dolor o esa ausencia, porque cada sentimiento es muy particular.

Recordamos con estupor cuando la opinión pública fue enterada de lo ocurrido con una puerquita contra la cual un dirigente político en ese entonces del PLD para nosotros de ingrata recordación, le había emprendido a tiros a la misma, matándola en el acto.

O el hecho, aquel de la perrita que había sido maltratada por su dueño y dicho hecho fue subido a un video y se hizo viral el mismo de forma escandalosa.

Traemos esto a colación, porque quien. es capaz de maltratar o no sentir por un animal, es capaz de cualquier cosa.

Deben considerarse bendecidos quienes son tocados o son capaces de dejarse tocar en sus corazones,  por la experiencia de vivir emociones que solo las puede brindar ese ser que nos ha sido entregado para hacernos sentir especiales  y dar y recibir  amor a través de la sensibilidad.  Por eso, cuando los perdemos, el dolor nos embarga y la pena por igual.  Eso nos hace humanos.