Los tropiezos de un gobierno sin oposición

El gobierno del presidente Luis Abinader hizo pocas obras en su primer año, aunque se le debe reconocer que le está dando seguimiento a los compromisos  del Estado, como es el caso de la terminación de las construcciones dejadas por anteriores administraciones públicas.

Y también hay que reconocer que ese tiempo pasó sin que la oposición desarrollara su rol. Se entendía que la principal oposición sería el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), pero no lo fue, ni lo es todavía.

Parece que el PLD cogió miedo porque el gobierno del Partido Revolucionario Moderno (PRM), les encerró a varios de los que fueron sus funcionarios.

El ex Presidente Danilo Medina, que hizo un buen gobierno en ocho años, especialmente en el fomento de la producción, una de las mejores de América Latina, no saca la cabeza porque cree que el régimen se la va a “cortar”, aunque no sabemos por qué, porque nadie puede decir, hasta el momento, que se favoreció ilegalmente de los recursos del Estado.

La única oposición la está haciendo el ex Presidente Leonel Fernández Reyna, que en sus 12 años modernizó el país y creó la totalidad de los órganos que reformaron al Estado Dominicano, aunque ayudó a ganar la Presidencia de la República a Luis Abinader, en perjuicio del PLD.

Debemos admitir que cuando Leonel Fernández Reyna habla, lo hace el principal líder político del país y hay que escucharlo. ¡Eso no tiene discusión! Y cuando habla, lo hace con números creíbles o versiones con datos verídicos.

Ahora están los problemas del gobierno, que ya tocó al Fondo Monetario Internacional (FMI), en su afán de buscar dinero prestado. El país está endeudado hasta el extremo y la producción, especialmente de alimentos, es cada día menor. Los precios son cada día más altos y la inflación sigue en aumento.

El gobierno quiere meter un conjunto de reformas, entre ellas, la Constitución de la República. Pero la peor reforma que el gobierno quiere es la fiscal, la que seguirá castigando los bolsillos de los más pobres con más impuestos. La Reforma fiscal, significa reajustar los impuestos que ya hay y poner otros, entre los cuales no se descarta el sector inmobiliario.

Quiere imponer el aborto, buscando el apoyo de otras fuerzas políticas, como es el caso del PLD, que ya se manifestó a favor. Como la Fuerza del Pueblo, que dirige Leonel Fernández Reyna, se opone a ese crimen colectivo, podría ser el que reciba el mayor respaldo electoral de las Iglesias Católica y las diferentes denominaciones Evangélicas, como ya está ocurriendo.

Pero también se requiere que las Iglesias despierten de su letargo. ¡Hace falta que tengan mejores líderes o que los que hay se activen! No sabemos por qué el Vaticano no interviene la Iglesia Católica de la República Dominicana, la cual se observa muy pasiva en el tema del aborto, el cual el gobierno y sus aliados quieren aprobar en el Congreso Nacional.

En materia de corrupción, el Presidente Abinader sigue siendo cuestionado, porque envía a la cárcel a los que el gobierno señala como corruptos del PLD, pero los acusados por la opinión pública que pertenecen al PRM, son ignorados. Y hasta los acusados por el gobierno, que son del PRM, con pruebas, no son castigados.

Y varios que fueron sometidos a la Justicia pertenecientes al PRM, fueron enviados a sus hogares a disfrutar de sus recursos.

¡Así no! El hecho de que la que distinguida magistrada,  Yenny Berenice Reynoso, pidiera un plazo de 30 días para buscar pruebas en contra de ex funcionarios, indica que la mayoría de los sometidos a la Justicia por el gobierno de Abinader, son perseguidos políticos que cargan con expedientes elaborados en la campaña electoral, sin base de sustentación.

Es por esa razón que en el pueblo se comenta que la totalidad de ellos serán descargados en los juicios de fondos, por falta de pruebas. La mayoría de los acusados fueron detenidos a inicios del actual gobierno.

Pero el PRM y su gobierno son expertos creando escándalos para ocultar la triste realidad que vive el país, con los endeudamientos, la miseria que afecta a millones de dominicanos, el cambio  de categoría de la clase media a baja, la escasez de muchos productos básicos, las alzas de precios, como el cemento, block, varilla y otros usados en la construcción.

Vivimos en un país que en cualquier momento puede explosionar. A eso se le agrega que todo el dinero para la publicidad del Estado, se está quedando en un grupito de perremeístas, en perjuicio de la mayoría de los medios de comunicaciones. ¡Eso también tendrá un efecto negativo para el gobierno del PRM! Siempre decirnos que la mayoría de los recursos de publicidad, debe ser para el sector oficial, pero a los demás hay que “dejarles caer su pajita”.

Pero es bueno advertir a los opositores, que si apoyan las reformas económicas que quiere el gobierno, también serán responsables ante el electorado.

El PRM no es como el PLD. Los perremeístas negocian cuando es de su interés. El PLD no. Los congresistas del PLD fueron capaces de aprobar una reforma a la Constitución, dejando fuera al Presidente Medina, que le correspondía participar en los comicios pasados, porque ésta dice que es por ocho años consecutivos y el mandatario sólo tenía cuatro.

No solamente eso, sino que el Presidente Medina no inauguró un grupo de obras concluidas, porque el PRM le advirtió que no podía hacerlo, a pesar de que no era candidato. ¡Tampoco hizo campaña a favor del candidato presidencial, Gonzalo Castillo!

Pero debemos decir que la rehabilitación política de Medina, debe establecerse por justicia, aunque eso va a debilitar la candidatura presidencial de Leonel Fernández Reyna, que es lo que podrían estar buscando los perremeístas, que saben que el líder de la Fuerza del Pueblo, se le puede “colar” en la Presidencia de la República con suma facilidad. Pero Leonel debe estar preparado, porque el gobierno, en su afán de evitar que el ex mandatario retorne al poder,  lo atacarán por todos los lados.

El Movimiento Marcelino Vega

El Movimiento Marcelino Vega volvió a recuperar la plaza de Santiago, la cual, por errores de la dirección nacional-en la mayoría de los casos- facilitó la victoria de los adversarios, a los cuales apoyó, en otros comicios, en perjuicio de los candidatos marcelinistas.

En las elecciones del viernes pasado, el Movimiento Marcelino Vega se quedó con la Seccional Santiago del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP). ¡Hubo un respaldo masivo a favor de los candidatos nacionales del marcelinismo!

Es que el Movimiento Marcelino Vega, es la única agrupación del CDP que puede hablar de reivindicaciones personales para los miembros del gremio. ¡Felicitaciones para el nuevo presidente, Aurelio Henríquez, y para Olivo De León, que sigue en la presidencia del IPPP! También, para el nuevo vicepresidente del Comité Ejecutivo, José Alfredo Espinal, y para Félix Parra, que sigue en la vicepresidencia del IPPP. También, felicitamos a los nuevos directivos de la Seccional Santiago, con Ana Berta Pérez a la cabeza.

Felicitaciones para la plancha que encabezó Candy Pichardo, que no ganó en los votos, pero que es una triunfadora, al igual que  sus demás compañeros, los cuales sorprendieron a los dirigentes marcelinistas, por el gran apoyo que recibieron en menos de un mes de campaña. A los perdedores, los exhortamos a cambiar su estrategia de sumar votos, porque la mayoría de votantes ya no quiere que sus problemas sean “solucionados” con viajes a playas, sino con reivindicaciones reales, como lo hacen los marcelinistas.