Legal e injusto

Ninguna ley es legítima si lo que produce es más desigualdad, si lo que produce es más pérdida del derecho, indignidad o violencia. Ninguna ley es legítima. Permítanme recordar aquel policía que me dijo: “tengo que hacer un desalojo. Es legal, pero es una injusticia”. Toda ley es para practicar justicia; por eso volveremos tal vez en algún momento sobre la ley y la justicia.

La justicia es lo que se pide y la ley es para apoyar la justicia, no es para apoyar desigualdades: el asesinato, matar, quitar la vida. Los dictadores hacen leyes para justificar sus acciones; son legales, pero no son legítimas.

Ninguna ley es legítima si en lugar de hacer bien a la nación le hace daño.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.