La tolerancia

Qué bueno que hay un día mundial para llamar a ese valor llamado tolerancia. Tolerar indica respeto, tolerar indica el respeto a la libertad y Dios es tolerante, es universal. Todo el mundo pide tolerancia, pero a mí me llama la atención que los que más piden tolerancia, son intolerantes con los demás y eso siempre es doloroso. Tolerar no significa pensar igual que el otro, tolerar significa respetar, tener en cuenta al otro. Por eso en este día mundial de la tolerancia nosotros podremos proclamar con toda voz: ser tolerantes es de buen cristiano, pero sobre todo de buen ser humano. Es este un valor que necesitamos hoy más que nunca, para un buen cristiano y para un buen ser humano. La tolerancia es clave en el mundo de hoy y en el de mañana.

Hasta mañana si Dios, usted y yo lo queremos.