Home Opinión La religión de la inteligencia artificial: entre la veneración, la idolatría y el discernimiento humano