La justicia dominicana sigue fallando y provocando feminicidios

La muerte horrenda de Yuleidy Jiménez, de 39 años, ultimada a cuchilladas el pasado  lunes por un chofer de concho en Santiago Oeste, un hombre con varias órdenes de alejamiento y de arresto incumplidas, evidencia que la justicia dominicana está fallando a las indefensas mujeres y es la responsable de la mayoría de feminicidios que ocurren en el país.

Yuleidy era una joven mujer con cuatro hijos que mantener, a los cuales sustentaba trabajando en una banca de apuestas de loterías, lugar al que acudió su ex compañero  sentimental, con su débil cerebro atormentado por celos enfermizos y la ultimó, sacrificándola a puñaladas, como quien descuartiza un animal para una fiesta.

El hombre que la ultimó es un chofer de carro público de la ruta F, de Cienfuegos, quien huyó del lugar del hecho como fiera furiosa, pero luego fue apresado por agentes de la Policía Nacional.

Según testigos, el hombre  llegó a eso de las 11 de la mañana del lunes a la banca donde laboraba Yuleidy Jiménez y sin mediar palabras le fue encima, cuchillo en manos la asaltó a la velocidad de una gacela  y le ocasionó con rabia la cuchilladas mortales, una de ellas en el cuello, lo que  le ocasionaron la muerte, al instante.

OTROS HECHOS

La madrugada del pasado jueves 11 de agosto en el sector Villa Liberación, de La Otra Banda, de esta ciudad de Santiago de los Caballeros, Yoevy Aquino, de 29 años; fue asesinada de varias cuchilladas, en presencia de sus hijas, por su ex marido Darlin Paulino, quien fue apresado por la Policía Nacional.

Darlin tenía orden de alejamiento en su contra porque le había quemado la casa a Yoevy, además de que la golpeó en varias ocasiones, pero la madrugada del pasado jueves llegó hasta el domicilio donde estaba la dama con sus hijas y, en presencia de ellas, la mató.