Home Opinión La exoneración de impuestos a envejecientes es justa y necesaria