La clase media en lucha

La clase media ha sido aplastada por el COVID y las consecuencias de políticas erróneas del pasado y presente gobierno que rescataron a sectores económicos,  empresarial, turismo y parcialmente a sectores vulnerables de la población con programas muy focalizados, pero abandonaron a su suerte a la clase media y a sectores de la economía informal que constituyen el 55% ; los emprendedores independientes y un gran sector de la clase media, con rango de ingreso de más de 30,000 pesos mensuales, fueron incluidos en los programas de Fase 1 y 2  durante la pandemia, reduciendo significativamente sus ingresos.

La pandemia económica ha sido catastrófica para la clase media; las deudas acumuladas, los negocios cerrados, los atrasos de pago de las hipotecas sobre las viviendas; los gastos del COVID en copago, antivirales y en UCI que son a veces escandalosos por el sistema de estafa de la ARS.

En muchos países la clase media fue rescatada por los gobiernos con pago directo a su cuenta bancaria para subsanar el desempleo y el paro obligatoria ocasionado por la cuarentena anti-COVID. En nuestro país fue abandonada por el gobierno y la oligarquía le negó la entrega del 30% de su dinero ahorrado en la AFP.

La clase media fue artífice de la derrota del PLD, erosionó al gobierno peledeista con su participación y militante en la Marcha Verde, en redes sociales y con el voto castigo en las elecciones presidenciales. Está muy claro que la clase media fue la base del triunfo político de Luis Abinader.

Históricamente la clase media ha sido el factor revolucionario y transformador de la sociedad dominicana y su cuota de sacrificio ha sido enorme, generaciones de jóvenes han caído en la lucha por la democracia, la libertad y la soberanía.

Así lo confirma su participación protagónica en las siguientes jornadas históricas:

La Gesta gloriosa de Constanza, Maimón y Estero Hondo del 14 y 20 de junio de 1959

Los Panfleteros de Santiago.

El Movimientos Revolucionario 14 de Junio y la guerrilla de Manolo Tavárez Justo.

La Guerra de Abril.

La resistencia a la dictadura balaguerista.

Los Palmeros y la Guerrilla de Caamaño.

En todos estos eventos históricos la clase media ha abonado con su sangre los ideales sagrados del pueblo dominicano.

A pesar del aporte heroico de la clase media en la lucha por la libertad y la democracia alcanzada por el pueblo dominicano, quien más se ha beneficiado ha sido la oligarquía dominicana que ha crecido en riqueza y poder, y mantiene el control del Estado y sus instituciones.

La gran frustración del pueblo dominicano, cuando sectores de clase media alcanzaron el poder político con el PLD, enarbolando el pensamiento de Juan Bosch, de liberación nacional, y con un pragmatismo tal que la táctica se tragó la estrategia, y transformó su gobierno en un instrumento fiel de la oligarquía, compitiendo con esta en poder y fortuna, corrompiendo todas las instituciones del Estado.

La pequeña burguesía, clase media, sigue en lucha, con más conciencia y coraje, combatiendo la corrupción, la impunidad, por la transparencia y por un gobierno que defienda los intereses del pueblo dominicano.

La clase media no ha perdido su objetivo de una nueva patria posible. La nueva patria de todos.

Por Franklin Rosa