Junta de vecinos piden traslado de Barcazas de Rio Ozama

Juntas de vecinos, moradores y organizaciones que luchan por el medio ambiente y los recursos naturales, solicitaron al Presidente de la República Luis Abinader que intervenga y ordene el traslado de las barcazas de generación eléctrica de Seaboard del Rio Ozama, “para garantizar la salud y la vida de miles de ciudadanos que viven en los barrios al Rio Ozama.

Reclamaron que las plantas sean retiradas del río Ozama y llevadas a otro lugar porque con los ruidos, gases y otros componentes químicos que emanan, provocan enfermedades a miles de personas que viven en los barrios aledaños, como: Calero, Pueblo Nuevo y Maquiteria en Villa Duarte; Los Guandules, Las Cañitas, La Ciénega, Santa Bárbara, Villa Francisca, La Barquita y Ciudad Colonial.

Resaltaron, además, que estas plantas afectan gravemente el medioambiente, dañando el ecosistema en el principal río de la ciudad de Santo Domingo.

Ysaias Lara Kevelier, presidente del Programa de Acción Comunitaria por el Medio Ambiente (PACMA), recordó que en el informe realizado por la Environmental Law Alliance Worldwide (Alianza Mundial de Derecho Ambiental, ELAW, por sus siglas en inglés), se reveló cómo la contaminación térmica, del aire, el ruido y la vibración de las dos barcazas de Seaboard afectan gravemente la salud de los moradores de la zona y el medio ambiente.

Lara destacó que esa investigación dejó muy claro que todos los contaminantes que emanan de las barcazas de Seaboard ponen a las comunidades locales en grave riesgo de enfermedad y muerte.

En tanto que Nelson Pimentel, coordinador de litigios del Instituo de Abogados para la Protección del Medio Ambiente (INSAPROMA), planteó que Seabord alega tener los estudios y permisos para la operación de sus plantas, sin embargo ha admitido que se modificó la Categoría de Estrella del Mar lll de A a B y se unificaron las Iicencias y el permiso de ambas plantas, violando la ley y el compendio de reglamentos de permisos y licencias, “por lo que todo lo que nace de un acto ilegal e ilegítimo es ilegal”.

Afirmó que la empresa está operando de manera ilegal, ilegítima y arbitraria, dado que, para esos generadores en ese lugar, no se puede dar ningún tipo de permisos, ni por parte de los ayuntamientos y mucho menos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, según el párrafo 1 del artículo 113 de la ley 64-00. “Las operaciones de las Plantas Estrella de Mar II y Estrella de Mar III son ilegales e ilegítimas porque violan el ordenamiento jurídico en materia de medioambiente”, afirmo.

Luis Kelvin Martínez, de la Comisión Ambiental de Esperanza por el Ozama informó que esa institución está coordinando acciones con más de 600 organizaciones en las tres cuencas del río Ozama “para que de una vez y por todas, nuestro río sea rescatado y saneado, tal como se lo propusimos a nuestro Presidente de la República, Luis Abinader, un año antes de él tomar posesión cuando le entregamos una serie de propuestas de un contentivo que se llama ‘Por un Gobierno Verde y Ecológiista’. En ese sentido, estamos aquí representando la cuenca baja del río Ozama solicitando que por favor nos desalojen esas barcazas que por demás, expertos han demostrado que están ahí de manera ilegal, que contaminan y afectan la salud de todos los pobladores de este entorno”.