Intentan matar a tiros al primer ministro de Haití en el tedeum por aniversario de la independencia

Reportan un muerto y dos heridos

El discurso del primer ministro de Haití, Ariel Henry, por el 218 aniversario la independencia del país vecino se vio boicoteado por una balacera este sábado.

El periódico haitiano Le Nouvelliste publicó que sucedió un intercambio de disparos entre la integrante de la banda Raboto y miembros de la Policía Nacional de Haití, hecho en el que se registró un muerto y dos heridos.

“Bajo el crepitar de las armas automáticas, el primer ministro Ariel Henry participó en el tedeum de la celebración del 218 aniversario de la independencia del país el sábado 1 de enero de 2022 en Gonaïves”, cita la publicación del medio.

Agregaron que Henry no pudo pronunciar su discurso en el stand erigido la llamada Place d’Armes (Plaza de Armas) debido al intercambio de disparos entre civiles armados de Raboto y varias unidades de la PNH enviadas a la ciudad de la independencia.

El fallecido tras el tiroteo fue identificado como Yves Dirogene, quien murió camino al hospital tras ser impactado por dos balas, una en la caja torácica y otra en el posterior izquierdo. Otros dos heridos reciben la atención que requiere su caso.

Celebración

Los medios haitianos resaltan que ninguna autoridad política había podido realizar durante los últimos cuatro años el gesto de Henry de asistir a misa.

Eran las 9 de la mañana cuando la procesión del Primer Ministro, acompañado de otras autoridades, llegó a la Catedral de Gonaïves bajo fuerte protección policial mientras las detonaciones resonaban en los alrededores.

“Mientras el jefe de gobierno seguía con atención el desarrollo de la ceremonia, se producían los enfrentamientos entre los civiles armados de Raboto y las distintas unidades de la PNH”, narra Le Nouvelliste.

El diario añade que el Primer Ministro no realizó su discurso en la Place d’Armes, pero tampoco pudo en la catedral al no tener la autorización de los líderes religiosos.

Según la agencia EFE, en el interior de la parroquia Saint Charles de Borome no hubo fieles, solo autoridades locales y la delegación del Gobierno. La ceremonia se celebró a pesar de las amenazas del grupo armado, que advirtió a Henry de que no se presentara en la ciudad.

Los irregulares fuertemente armados que controlan la zona disparaban en dirección a la delegación oficial, mientras las fuerzas que protegían respondían la agresión y sacaban del lugar al primer ministro a toda prisa.

El ataque impidió a Henry completar los actos que tenía programado en la ciudad con motivo de la conmemoración de la independencia de Haití conquistada a Francia.