Fiscalía lleva jornada de orientación a jóvenes en Santiago

La Fiscalía de Santiago desarrolló el sábado otra jornada de su programa de acercamiento con la comunidad Fiscalía y Sociedad, en el ensanche Gregorio Luperón (Camboya), al norte de Santiago.

El titular de la Fiscalía, magistrado Osvaldo Bonilla, encabezó el equipo de trabajo que se trasladó a la barriada en el marco de la celebración de las fiestas patronales que organiza la Parroquia Asunción de la Virgen María.

Bonilla resaltó la importancia del encuentro que integró también a la junta de vecinos, cuyo presidente, Miguel Ángel Hernández, expuso ante las autoridades el interés de resolver temas en conjunto en beneficio de las familias que componen el sector.

De igual manera, el titular de la Fiscalía dispuso la creación de una mesa de trabajo conformada por líderes de la comunidad y coordinadores departamentales de la Fiscalía en robo, drogas y violencia de género.

Indicó que estará en contacto permanente con la comunidad para resolver casos puntuales y mantener el canal de comunicación para hacer más efectiva la prevención y la persecución penal.

«La junta de vecinos debe tener la certeza de que nosotros como fiscales, esas inquietudes las vamos a atender y trabajarlas una a una, sobre todo en temas relevantes que preocupan porque impactan a la comunidad», expresó el fiscal titular.

A Bonilla le acompañaron la psicóloga Rosa Rojas de la Unidad de Atención Integral a Víctimas de Violencia de Género, Intrafamiliar y Delitos Sexuales, y el licenciado Mario Almonte, quien disertó acerca de los efectos devastadores del uso de las drogas y alertó al público joven a evitar actividades, personas y lugares donde se induce al consumo.

Rojas orientó sobre acoso sexual, seducción de menores, violación sexual y otros delitos y la importancia de denunciarlos para detener al abusador, someterlo a la justicia y que reciba el castigo correspondiente.

El magistrado Bonilla explicó que el programa Fiscalía y Sociedad persigue acercar la justicia a las comunidades y aunar esfuerzos con los grupos organizados para atacar puntos sensibles de los males sociales a fin de disminuir su incidencia.

El párroco de la Iglesia, Felipe Morel, ofreció la bendición de la actividad, mientras que Domingo Ureña sirvió de moderador del encuentro.