Fallece poeta, escritor y comunicador Ramón Cabral de la Torre

Murió en Santiago el escritor, poeta y comunicador Ramón Cabral de la Torre, quien se destacó por ser un poeta de una sensibilidad no comprendida.

La muerte de Cabral se produjo tras largas dolencias, a causa de los achaques de salud que genera la degeneración del cuerpo humano.

 Controversial , pero amistoso y genial, Cabral de la Torre se distinguió en los círculos poéticos y periodísticos de la ciudad de Santiago.

En cada poema suyo nos refiere a la visión de un mundo metafísico, donde para interpretarlo, es preciso sumergirnos en las profundidades que subyacen sus temáticas.

Su poesía busca de forma permanente una respuesta que explique su pasado y su futuro:

Voz del ayer que perdura

voz del mañana que se extingue

¿y dónde se gestó

tu voz inmortal?

En su libro: Torbellino de mi voz, publicado en el año 2003, se cuestiona, sobre el origen de los seres antagónicos que le asedian y a los que sólo acierta a visualizar  mediante la creación poética. Cabral habita y deshabita un túnel de espejismos:

Desoye

al hombre que la flor deshoja

vive la estatua del mundo

su triste pensamiento sin respuesta.

no tiene fórmula

el dilema incomprendido

mañana ya es ancianidad

y el ayer creciendo renovado.

Anuncios
INFORMA SOBRE ESTE ANUNCIO

En su poesía, no se referencia  lo cotidiano, porque no trata al hombre en sí y su ambiente, sino a un ser indefinido pernoctando su universo poético:

No es la voz escondida

sombra de miedo. Mi miedo

habita el fondo del abismo

el desamor

tu viva muerte

resucitando laúd de agonía.

Desde las publicaciones de sus primeros libros: “Confesión entre luz y sombra” (1988),  y  “Fuegos infinitos” (1992), trata con pasión los asuntos metafísicos en su obra, las imágenes que dan sentido a su poesía son abstractas, demasiado complejas:

Como flecha del azar y de la nada

se sostiene y perdura

enigmas sin ocaso y sin comienzo.

Cosmos

entre mito y realidad.

El uno y el otro

abre y cierra

dorado círculo

de interminables existencialidades.

El poeta se encuentra sumergido en permanentes interrogantes, a veces sin respuestas:

Detrás del ser

existen.

Poco más allá está.

Y paulatinamente

reconozco que soy yo y otro

siendo perpetuo verbo

mora en cada hombre.

Ramón Cabral de la Torre, trata en la poesía sus abismos, esos abismos que lo mantienen   en la confección entre la luz y la sombra, entre el fuego infinito y el torbellino de su voz.