Entre la solidaridad y el robo

En nuestra sociedad se debate hoy día entre las acciones aprendidas y vistas de quienes han estado llamados a brindar ejemplos.  Es por eso que nos debatimos entre lo realmente correcto o lo contrario.  Es como si lo último, cuando lo hacemos, le buscamos una manera de justificarlo, pero no solamente hacia los demás, sino incluso, a nosotros mismos.  Dentro de ese mismo orden social en que vivimos hoy, tiene aún, esos rasgos de elementos que la caracterizan de la muestra de entrega de mujeres y hombres en favor de otros, sin esperar nada a cambio, como el caso de la solidaridad.  Es por esto, que de una situación y otra, vamos a establecer dos muestras.

En medio de la preocupación y la ansiedad de casi la mitad de nuestras provincias, fruto del paso por el país por primera vez en 18 años de un fenómeno atmosférico, como el huracán Fiona, que ya dejó un record en lluvias caídas en zonas como Ponce, Puerto Rico.

Pudimos ser testigos de una acción de una señora, de nombre, Zoila Henríquez, la cual al parecer es conocida por sus actuaciones entre sus compueblanos de Higüey, que cuando se dan hechos de la naturaleza que hemos descrito más arriba, es la primera que tiene su casa a su disposición para todos aquellos que no tienen una vivienda que pueda ser segura y requiere tener un refugio.  Y ella acomoda su casa con diez camas y hace compras de comida solamente para resguardar a todo el que lo necesite.  Esto en verdad nos llamó poderosamente la atención, de cómo alguien que no posee riquezas que ostentar en lo material, sin embargo, tiene todo un tesoro en su corazón, que muchos que poseen en demasía, viven acaparando como si les fuera a terminar.

Qué gran esperanza humana, nos ha dado en medio de tantas cosas, pero que pasa algo desapercibida, porque la noticia importante era la de las informaciones sobre Fiona.  Pero, qué bueno este buen mensaje que nos deja Zoila, llevando y actuando de esta forma, y este sentimiento y gesto, es el de la solidaridad, esa de la que como pueblo, la tenemos y son de los buenos valores que nos distinguen por encima de las negativas.

Otra cara de la moneda, fue la que observamos hace días y que es algo que se ha vuelto recurrente, y es cuando alguien tiene un accidente en las carreteras nuestras, ya sea que el accidentado sea un conductor privado o que el vehículo sea de naturaleza comercial.  Veíamos el caso de un camión pequeño se había accidentado y la carga que llevaba se había esparcido por todas partes.  ¿Y qué sucedía?  Todo el que llegaba al lugar, lo que hacía, no era ayudar al conductor, sino a robarle todos los sacos de arroz que yacían tirados.  Y esto, dentro del pensamiento de quienes así obran, asumen que esa empresa tendrá forma de recuperarlo y que ellos como padres de familia tienen derecho en actuar de esta forma para alimentar a sus hijos, sin embargo, no importa que esto sea fruto del robo.

A diferencia de lo ya narrado anteriormente y en contraposición de la manera en que estamos procediendo ante un hecho del tráfico.  En otra imágenes que habíamos visto, en Corea, no se especifica de cuál de las dos, si del Norte o Sur, había un accidente con un camión y el conductor, procedía a recoger el solo su carga y de repente fueron apareciendo personas que se detenía, en ayudar y apoyar al primero a recogerlo todo, sin robarse o “tomarse” uno solo de los envases de cervezas.  Esta manera de actuar es la que han dejado de practicar algunos dominicanos en nuestro país. Y es parte de la tarea que nos falta por completar.

Entre ambos escenarios, de hechos distintos, nos muestra la solidaridad de una señora de Higüey, que es la que debemos buscar multiplicar ante una sociedad que va perdiendo sus mejores valores y que aún quedan dominicanas, como Zoila Henríquez, que nos brinda su mayor mensaje.

Y tenemos el otro, con su comparación extranjera, que fue la que hemos estado viendo de cómo actúan algunos desaprensivos e inconscientes, cuando ocurre una situación en el tráfico, que en vez de dar su mano para ayudar, como Zoila, proceden a robar, como se le critica también a muchos ex funcionarios o recientes, que hoy y ayer, se les ha cuestionado, por su mal accionar como referencia a los demás.

José Jordi Veras R.