El Terremoto de Puerto Plata de 2003, aún se mueve en la memoria del cibaeño, 19 años después

El sismo del 2003, en Puerto Plata, se registró a las 12:45 de la noche del 22 de septiembre, hace 19 años, con una magnitud de 6.5 grados en la escala sismológica de Richter que duró aproximadamente 45 segundos, cuyos daños abarcan  3 personas muertas, 6 establecimientos comerciales colapsados  y 23 sufrieron daños estructurales, así como dos escuelas destruidas y otras semidestruidas.

Fue un sismo intenso y extenso, el cual provocó  la muerte de tres  personas, una en Puerto Plata y 2 en San Francisco de Macorís y decenas sufrieron heridas de consideración.

Se recuerda que  en el municipio cabecera San Felipe de Puerto Plata 47 viviendas sufrieron daños (10 colapsaron), 2 escuelas colapsaron y 3 más sufrieron daños estructurales, 5 oficinas públicas sufrieron daños  y otra colapsó.

El sismo,  registrado en  Puerto Plata tuvo 59 replicas, pero  comparativamente al ocurrido en el 1946 que causó un tsunami en Matancita, Nagua, María Trinidad Sánchez,  este movimiento telúrico no debió haber provocado el colapso de ninguna edificación, por lo que en se deben serializar una mirada profunda a las situaciones de riesgos sísmicos de toda la provincia.

Durante el sismo del 22 de septiembre del 2003, el Centro Educativo Gregorio Urbano Gilbert (La Reforma) y el Liceo José Dubocq sufrieron desplomes de sus estructuras, pero lamentablemente ambos planteles volvieron a ser reconstruidos con prácticas inadecuadas como son: muros bajos que ocasionan el efecto de columnas cortas y además irregularidades geométricas en planta y  en elevación, por lo que se debió considerar la reducción de su vulnerabilidad ante futuros eventos sísmicos con el reemplazo de los muros existentes por muros rígidos y resistentes.

Los expertos en ingenieria establecen que  en ocasiones el diseño de la estructura es aceptable como modelo sismo-resistente, pero en laconstrucción,  se hacen variaciones que la convierten en vulnerable, de ahí la importancia de que se establezca la supervisión de las autoridades competentes, ya que de acuerdo a los estudios y evaluaciones del PNUD se ha comprobado que por cada peso que se invierte en prevención de desastres, se ahorran 5 pesos en costos de reconstrucción de infraestructura.