Dirigente del PRD en Santiago atribuye criminalidad a desigualdad social y crisis económica

El abogado y dirigente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), en Santiago,    Geovanny Tejada, afirmó que el gobierno ha fracasado en su lucha contra la criminalidad, porque ese flagelo es el producto de  la desigualdad social y otros factores sociales.

Al participar como invitado especial del Café de Diario 55 del jueves 23 de Junio, Tejada dijo que los métodos utilizados por el gobierno para controlar la criminalidad en el país han fracasado y que las autoridades han perdido el control de la delincuencia.

Geovanny Tejada entiende que los congresistas dominicanos no fiscalizan ni legislan en favor de las grandes mayorías, por lo que entiende  deben ponerse a trabajar y  diseñar leyes que permitan el control de la criminalidad del el país.

El dirigente político considera  que, en vez de utilizar el tiempo para fragmentar el país con la creación de  nuevas provincias y dedicarse a aprobar  leyes que atentan contra la libertad y expresión de los dominicanos, los legisladores deben trabajar para evitar los males que afectan a la nación.

CREACION DE NUEVAS PROVINCIAS

Tejada se opone a la creación de nuevas provincias, pero favorece la fragmentación municipal para una mejor distribución del presupuesto, lo que permite que los recursos lleguen a mayor cantidad de comunidades y así  lograr mayor atención de los problemas de  la población.

LA LIGA MUNICPAL DOMINICANA

Considera que la Liga Municipal Dominicana es un organismo que no tiene razón de ser, porque los ayuntamientos gozan de autonomía. Explicó que la Liga es un órgano creado por Trujillo para controlar los ayuntamientos y que seguir con esa institución es mantener las acciones controladoras de la dictadura del trujillismo.

PROYECTO DE LEY DE LIBERTAD DE  EXPRESION

Geovanny Tejada dijo que el PRD se opone a proyecto de ley   que regularía el ejercicio del derecho a la intimidad, el honor, el buen nombre y la propia imagen, aprobado en el Senado, por considerar que representa una amenaza para la libertad de expresión.