Dios y la familia

Es una bendita coincidencia el que podamos vivir en el Mes de la Familia, en este mes de noviembre, dentro del Año de la Familia. Además es el Año de San José, modelo de Padre de Familia; del Centenario de la Coronación de la Virgen de la Altagracia, modelo de lo que es y debe ser una familia. En resumen, Dios es familia. Y a ese hermoso título de Dios, Dios es familia, añadimos que Dios es Padre, Hijo y Espíritu Santo. La creación de Dios es la familia, ya que Dios creó al hombre y a la mujer y les dijo ´multiplíquense´. Por eso es una bendita coincidencia que este año, este mes de noviembre, celebremos el Mes de la Familia y recordemos que la familia, -siempre hay que decirlo mil veces-, es la célula básica de la sociedad y fundamento de una civilización, de un mundo, de una sociedad que avanza y progresa. Sin familia no se puede nada. Dios es familia.

Hasta mañana si Dios, usted y yo lo queremos.