Dilia Leticia rememora el pasado con su hermano Orlando Jorge Mera

Dilia Leticia, hermana del malogrado ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Orlando Jorge Mera ha quedado compungida por la muerte de su hermano y rememora con palabras y fotografías el amor que desde niños se profesaban ambos.

“Aún en proceso de aceptación. Qué dolor tan grande tengo. Mi hermano. Mi amigo. Mi consejero. Mucha luz para ti. Aquí seguiremos honrando tu memoria. Te quiero. Unión, fuerza, amor. ¡Venceremos! Siempre juntos”- publicó Dilia Leticia en Twiter

Como su único hermano del matrimonio entre el expresidente de la República, Salvador Jorge Blanco y doña Asela Mera de Jorge (ambos fallecidos), Dilia Leticia lo calificó como su «hermano, amigo y consejero».

«Eras lo que me quedaba de mamá y papá», expresó entre sollozos. Dijo que en este último año y medio se vieron más que en años anteriores.

La funcionaria que se desempeña como viceministra de Innovación, Transparencia y Atención Ciudadana expresó que el asesinado ministro de Medio Ambiente estaba feliz haciendo lo que le gustaba.

«Cada vez que ibas al Palacio (Nacional) nos veíamos. Te brindaba ese café que tanto te gustaba. Yo te decía que te quería y seguías en tus afanes. Extrañaré esos encuentros», dijo entristecida.

Agregó en su emotivo mensaje ante el féretro de su hermano lo siguiente: «Siempre te decía ‘Te ves explotado, pero feliz’. -‘Tu cree’- respondía, y yo le decía:»¡Claro! y nos reíamos».

Manifestó que su relación de hermandad y familia se basó en el amor, respeto, apoyo en sus decisiones y, sobre todo, «nos teníamos admiración».

«Te confieso que me llené de temor porque eras mi apoyo, eras lo que me quedaba de papá y mamá y me sentí en el aire, pero estas horas, con la avalancha de abrazos, de mensajes, de demostraciones de amor, de cariño hacia ti, hacia nosotros, amigos, amigas, gente que trabajaba con papá y mamá… El pueblo, Orlando, la familia completa está contigo y yo sé que no estoy sola».

«Me quedo con la paz de que te fuiste haciendo lo que te gustaba y hacías con tanta pasión, que estabas feliz y, sobre todo, porque tú estás con papá y mamá. Gracias por estar presente para mi y por apoyarme».

Lo describió, además, como un hermano solidario y un tío impecable con Isabel y Elia, y transmitía la misma paz que su madre, doña Asela Mera de Jorge.