Bukele dice que el Salvador dejó de ser el país más violento del mundo

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, dijo que el país centroamericano no es el más violento del mundo, pero reconoció que existen niveles de inseguridad por la presencia de bandas de delincuentes que siguen las calles.

El Salvador se convirtió en 2015 en el país más violento del mundo con una tasa de homicidios de 103 por cada 100.000 habitantes y tras esta escalada las cifras comenzaron a bajar en 2016, pero las caídas más marcadas de estos delitos se dieron desde 2019, año en el que Bukele llegó al poder en junio.

Buquele libra una batalla campal con la delincuencia organizada en El Salvador, país que a su juicio dejo de ser el más violento, aunque persistan niveles de inseguridad.

Sobre las críticas a la violencia que aún golpea al país dijo que su gobierno deberá seguir trabajando para de verdad tener un país seguro, pero debemos saber de dónde venimos».

Las cifras consolidadas de enero a septiembre indican que el país registró una caída de la cifra acumulada de homicidios en general del 10,2 %, pasando de 969 en 2020 a 870 en 2021.