Ultima Actualización: sábado 8 mayo 2021  •  08:30 PM

Los determinantes sociales de las Epidemias

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  miércoles 21 abril 2021

Desde la antigüedad las causas de las epidemias fueron señaladas con una elevada determinación social. Es decir, son precipitadas por factores adversos de las sociedades. Los términos "epidémico" y "endémico" vienen del griego “epidemeion” o enfermedades que visitan las ciudades; y “endemeion” males que residen en ellas. Hipócrates, los utilizó para incorporar la perspectiva social en la comprensión de las enfermedades.  

Los determinantes sociales de la salud se expresan en miles de ciudades con ambientes, estructuras y economías excluyentes donde las personas mal nacen, crecen, trabajan, enferman y mueren. Donde riqueza inequitativa, poder político y manejo riesgoso de recursos naturales generan enfermedades. El Covid-19 es el comienzo de la masificación planetaria que pone en evidencia la invasión caótica del medio natural por las ciudades. Urbanización precipitante de nuevas enfermedades o variantes peligrosas de ellas. 

En Europa, las gráficas del epidemiólogo Thomas McKeown son ilustrativas para demostrar que los factores sociales fueron más responsables de reducir la mortalidad por tuberculosis, que el descubrimiento del bacilo de Koch, la penicilina y la vacuna. La tuberculosis se superó por una mejor nutrición resultado del progreso de las condiciones económicas en Inglaterra. 

Nuestro profesor Miltón Terris subrayaba que el espíritu conductor en la determinación social de enfermedades fue Lois Villermé. Este economista escribió sobre las condiciones existentes en las fábricas de productos textiles y demostró la relación entre situación económica y salud. Si faltaban más evidencias, el estudio prospectivo de los factores de riesgo cardiovascular y sus tendencias en la ciudad de Framingham, Massachusetts, confirmó estas conclusiones. No tan sólo para las enfermedades infecciosas condicionadas por microorganismos, si no para las patologías no transmisibles.  

Estamos en un momento sin precedentes en la historia del planeta Tierra. No hay dudas de la determinación social de las enfermedades y lo que es más, de los efectos de las ciudades desorganizadas, caóticas y destructoras de la base natural de los territorios en la generación de pandemias. Si invadimos la naturaleza, es justo que ésta se defienda, generando bacterias que saltarán de plantas y animales hacia los seres humanos.  

Con la pandemia Covid-19 diferentes clases sociales tuvieron que asumir un mismo modo de vida. Encierro doméstico, ampliar el distanciamiento social, reducir los eventos masivos y disminuir los viajes, entre otros. Ajustes en el estilo de vivir que son evidencias de que los determinantes sociales precipitan enfermedades y generan nuevas epidemias y pandemias. Pruebas presentes en el Informe de Desarrollo Humano del PNUD concluyente de que “en esta nueva y agitada época geológica de los humanos, esta especie y sólo ella, tiene el poder de reimaginar y reconstruir el mundo en que vivimos, de optar por la justicia y la sostenibilidad”.