Ultima Actualización: viernes 30 octubre 2020  •  08:18 PM

Yeni Berenice: “Vamos con todo y por todos”. Y una lección no olvidada

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  viernes 25 septiembre 2020

El blindaje ha sido tal que muchos de los actuales y nuevos casos por venir difícilmente serían resueltos en los términos legales, porque enfrentarían en los tribunales las alianzas que favorecen la impunidad: la de la justicia selectiva con que han venido operando, en los casos presentados y que la misma Yeni Berenice a desahuciado, los jueces complacientes, figura de los magistrados del Poder Judicial, electos por los políticos. 

Difícil de olvidar el archivo definitivo de la querella de Guillermo Moreno para que se investigue la fortuna del expresidente Leonel Fernández y su Fundación Global, dispuesto por la procuradora fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, que abonó la impunidad. 

Su dictamen sugería la comisión de actos reñidos con la moral y la ética sancionables, pero al mismo tiempo se rechazaba realizar una investigación a fondo para verificar sus reales alcances, bajo el alegato de que no hay tipificación delictual. 

En aquella ocasión nadie se sorprendió. Se esperaba eso porque Yeni Berenice era un cuadro político medio del PLD de Santiago, puesta por el PLD, con vínculos primarios con los leonelistas. La decisión de la fiscal de disponer el archivo definitivo de la querella contra el doctor Leonel Fernández y su Fundación Global, pues desde que fue presentada se advirtió que ese sería su destino, dado el absoluto control de los mecanismos judiciales que dejó amarrado el expresidente.  

Que me puede hacer pensar que no es un vedetismo más… 

Que me puede llevar a pensar que será una justicia independiente… 

Ahora, en su nueva función de Directora de Persecución de la Procuraduría General de la República, Yeni Berenice Reynoso, ha expresado que su Ministerio Público perseguirá a todos los exfuncionarios que hayan cometido actos de corrupción. 

Y dijo que “Vamos con todo y por todos”, al ser cuestionada sobre si en el expediente del caso Odebrecht están todos los imputados o podrían ampliar las acusaciones. 

Muchos se preguntan si no serán investigaciones selectivas, o el abanico llegara hasta los ex funcionarios de la década del PLD, a todos, no solo los ocho años de Danilo Medina. 

Cuidado si se marchita la esperanza de independencia de la justicia dominicana. 

Tendrá la suficiente valentía esta vez Yeni Berenices para desafiar el poder e iniciar una cruzada verdadera, de todos, contra la corrupción. 

No será al igual que el de Leonel Fernández y su fundación un peso demasiado grande para la ya no nobel fiscal. 

Ojalá no vuelva Yeni Berenice Reynoso tras una salida inteligente y se acoja al Principio de Legalidad Penal, sobre la base de que las acusaciones contenidas en las querellas, como en aquella ocasión del doctor Moreno porque no están tipificadas como delitos. 

Y vuelva a citar y aplicar el artículo 40 de la Constitución que proclama que “Nadie puede ser condenado o sancionado por acciones u omisiones que en el momento de producirse no constituyan infracciones penal o administrativa”. 

Es correcto recordar que el exprocurador general Radhamés Jiménez, defensa de Leonel Fernández, fue quien la designó fiscal en aquella ocasión, al igual acotejar que ella fue una beneficiaria de la Fundación Global donde curso una maestría de 10 mil dólares. 

Por igual recordemos esta perla, en su punto 84 “la Fiscalía del Distrito es de criterio que en un Estado Social, Democrático y de Derecho, no es posible que se tenga que perseguir la corrupción con un Código Penal que data del 1808, no obstante de que su promulgación en República Dominicana es de 1882. Es necesario que el sistema dominicano sea dotado de una legislación que se corresponda con los tiempos actuales, a los fines de no tener que seguir llamando ¨indelicadeza¨ a acciones que deben ser sancionadas penalmente, pero que la Fiscalía en ninguna circunstancia puede inobservar el principio de legalidad y mucho menos usurpar la función de legislador”. 

No se puede combatir solo contra un sector. Para que haya un combate real debe ser integral. 

La lucha contra la corrupción requiere acciones y cuestiones prácticas; que todos sepan que si cometieron un acto de corrupción con seguridad van a ser llevados ante un tribunal. Los jueces también deben cumplir con su trabajo y actuar de manera imparcial a fin de que estas personas reciban una condena. Condena que sea realmente en concordancia con los hechos que hayan cometido.