Ultima Actualización: miércoles 8 abril 2020  •  08:23 PM

Un despertar, una esperanza

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  martes 25 febrero 2020

Han pasado tantas cosas en apenas días, que parecería que la suspensión de las elecciones fueron hace más de un mes. Porque es tanto lo que se ha vivido y hemos experimentado que pareciera más tiempo.

Recuerdo que lo sucedido ese domingo próximo pasado, veía con cierta preocupación que no hubiese habido una reacción aunque fuera leve. Nada que no saliera de los límites cívicos. Todo este movimiento que hemos visto en apenas días, era algo que se salía de los parámetros esperados. Sin embargo, lo que en inicio fue contra el organismo comicial, la JCE, por comentarios algo torpes, de personas ligadas al gobierno o al propio PLD, hicieron que todo se volcara en su contra. 

Estoy seguro que muchos dominicanos se sorprendieron por notar cómo estás paradas cívicas y pacíficas, estaban compuestas por jóvenes de todo los estratos.  Y esto porque se tenia la idea de que no eran capaces de reaccionar. Como quiso demostrar una influyente figura de las redes y de la televisión, indicando que los “popis”, no tendrían preocupación por todo lo ocurrido.  Respuestas así fueron las que motivaron aún más el crecimiento, junto a otras cosas, de todo lo que estamos viviendo. 

Ojalá que todo lo que se ha producido no sea contaminado por la politiquería. Y que la exigencia sirva para que la institución llamada a llevar a cabo las elecciones el próximo 15 de marzo, pueda tener el verdadero control Pat evitar que lo ya ocurrido no vuelva a suceder. Y que muestren la real preocupación sobre la investigación que ha caído sobre organismos internacionales. 

Que los políticos puedan mirar lo que es capaz de llegar  hacer un pueblo cuando es minimizado. Deben aprender, que es posible que un día de pueden condensar muchos años  de situaciones provocadas por todo el que ha estado en el poder y tiene su cuota de responsabilidad ante comportamientos que rayan en lo incorrecto. 

Lo que ha surgido debe verse como una esperanza de un despertar de generaciones que pueden ser el comienzo de transformaciones que se requieren para provocar mejores destinos.