Ultima Actualización: viernes 18 octubre 2019  •  12:59 PM

Las Primarias y la administración pública

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  domingo 15 septiembre 2019

Las Primarias abiertas, métodos que utilizarán los Partidos de la Liberación Dominicana (PLD) y Revolucionario Moderno (PRM) para escoger a sus candidatos para las elecciones del 2020, son retos que pondrán a prueba la capacidad organizativa de esas entidades.

Pero hay que decir que el primer error de la mayoría de los precandidatos, es que le dejaron la responsabilidad de enseñar a votar con el sistema electrónico a la Junta Central Electoral (JCE).

Son muy pocos los precandidatos que están haciendo campañas para que los electores sepan escoger a sus preferidos el día de las Primarias, que es el 6 de Octubre.

Los ciudadanos que no entiendan el sistema de votación, podrán pedir la ayuda de algún responsable oficial, según lo estableció la Junta Central Electoral (JCE).

Hay que decir que en Santiago de los caballeros, una de las ciudadanas de mayor número de votantes, se requiere de una mayor campaña en ese sentido de parte de los precandidatos.

¡Pero todavía queda mucho tiempo para que todos los precandidatos solucionen ese problema!

  Gonzalo Castillo

En el PLD, el precandidato del Presidente Danilo Medina y de la mayoría de su grupo, Gonzalo Castillo, mantiene una buena campaña a través de medios de comunicaciones, promocionando sus aspiraciones presidenciales.

Y no hay ninguna duda de que el ex Presidente Leonel Fernández Reyna, aspirante a la misma posición, tendrá que ganarle al poder político que dirige el Estado.

Es inocultable que entre leonenistas y danilistas hay mucha distancia. Pero también hay que decir que el PLD es una organización muy disciplinada, porque a pesar de los graves problemas internos que tiene, fruto de las aspiraciones grupales, la totalidad de sus miembros vota por sus candidatos.

Y todo parece indicar que Gonzalo le ganará la candidatura presidencial a Leonel. Fue un error de “marca mayor”, el que el ex gobernante Fernández se aliara al PRM para dirigir protestas en contra de una posible modificación constitucional, desde el propio frente del Congreso Nacional, para motivar el rechazo a una habilitación del Presidente Danilo Medina.

¡La habilitación no significaba que el Presidente Medina se repostularía para los venideros comicios del 2020!

Esas protestas públicas, en contra del Presidente Medina, de legisladores de su grupo y otros miembros de ese sector, provocaron el disgusto de millares de leonelistas, especialmente servidores del Estado, que ahora observan que sus posiciones podrían estar en peligro.

De hecho, Leonel le entregó al danilismo a millares de empleados públicos que estuvieron a su lado, en virtud de que esas protestas, aunque hay quien no quiera admitirlo, le hizo un gran daño político al PLD. E, incluso, hasta los propios servidores del Sistema de Carrera Administrativa. ¿Y por qué? Porque la Ley 41-08 de Función Pública,  señala que el “jefe de la Administración Pública es el Presidente de la República”. Eso sólo no haría daño su continúa la actual gestión peledeísta.

Para más claro, si el Presidente de la República dice que un empleado de Carrera Administrativa no está cumpliendo con sus deberes, aunque lo esté, será una justificación para su despido del Estado.

En los gobiernos del PLD, que fue cuando se aprobó  esta Ley, la misma es respetada, pero eso no quiere decir que todos los Presidentes piensen iguales.  Y, citando esta Ley, responsable del gran mejoramiento de la administración pública, origina muchos beneficios a favor de los empleados del Estado, como es el que ya no se debe despedir a los servidores públicos sin entregarles sus prestaciones.

No está establecido que a los empleados de Carrera Administrativa se les otorgue prestaciones, porque no deben ser cancelados sin cometer faltas graves, aunque está el poder que tiene el jefe de la administración pública.  

Los éxitos en el mejoramiento de los servicios públicos y la capacitación de los empleados, son los resultados de la gran labor de un conjunto de personas dirigidas por ministro Ramón Ventura Camejo. La mejoría en los servicios del sector público, es una referencia a nivel de América Latina  

Hay que recordar que el Sistema de Calidad en el sector público, comenzó en el 2005, cuando Ventura Camejo era el director de la desaparecida Oficina Nacional de Administración y Personal (ONAP), la cual luego pasó a ser la Secretaría de Estado de Administración Pública (SEAP), también organizada por el hoy ministro del MAP.

No hay ninguna duda de que desde ya la figura de Ramón Ventura Camejo, el ministro de Administración Pública, estará viviendo por la eternidad en América latina, Europa, Estados Unidos y otras regiones.

¡Gracias por leernos!