Ultima Actualización: viernes 18 octubre 2019  •  12:59 PM

Editorial de Camino

Publicado por Redaccion Diario55  |  Editorial |  miércoles 14 agosto 2019

Un triunfo para la Patria

La actuación de la delega­ción dominicana en los Jue­gos Panamericanos Lima, 2019, fue grandiosa. Espec­ta­cular. Lograron 40 me­dallas, incluyendo diez de oro. Este triunfo es el resultado de la unión de muchas voluntades, y del esfuerzo y disciplina de nuestros atletas.

Esta hazaña debe ser re­compensada proporcionándoles una vida más digna a estos embajadores de la paz. Ellos, que ponen en alto nuestra Bandera, representando el verdadero rostro de la juventud dominicana.

Porque constituye una vergüenza que todavía ten­gamos atletas que viven en condiciones de mucha po­breza. Hay una deuda social con ellos que no espera un día más para ser saldada. Si nuestros atletas son héroes, y más conociendo que pro­vienen de sectores marginados, y aún así son capaces de brillar entre los que vie­nen de países con un nivel de vida de primera, qué sería de nuestros juga­dores  si tuvieran esas mismas con­di­ciones. Al meda­llero le faltaría espacio para colocar las preseas.

Es momento de que el Estado haga una mayor inversión en el deporte na­cional, que las entidades privadas como el CRESO, Creando Sueños Olímpi­cos, continúe esta hermosa labor de aportar recursos para la preparación de los depor­tistas.

Que el Comité Olímpico Dominicano siga su teso­nera labor y toque más puertas para que el deporte llegue hasta el último rin­cón de la Patria. 

Que ahora que estamos en el umbral de un nuevo año escolar el COD y el Minis­terio de Educación se apro­vechen y lleguen a acuerdos para promover el deporte en las horas de su jornada ex­tendida, y así hacer de cada centro un cantero de nuevos campeo­nes.

Así estaremos sembrando valores en los jóvenes, como son el orden, la disciplina, el respeto y la entrega para alcanzar metas sanas. 

Nuestro reconocimiento a todos los atletas, gracias a las Reinas del Caribe, a los ju­docas, karatecas y a los demás integrantes de las diferentes disciplinas de­por­tivas. Ustedes pusieron bien alto nuestra Enseña Trico­lor. Con ustedes lloramos de emoción y vivimos momentos intensos de nerviosismo, hasta llegar a la alegría desbordante. Desde la distancia sentía­mos que estábamos en las graderías, dándoles áni­mo y aplaudiendo cada acción.

Felicitaciones a las Fede­ra­ciones que los aglutinan, a CRESO, Ministerio de De­portes y a todos los que trabajaron en esta hermosa jornada.

Atletas, reciban la gratitud eterna de un pueblo que unió los latidos del corazón al de ustedes, para gritar a todo pulmón: ¡Viva  la Re­pú­blica Dominicana!