Ultima Actualización: miércoles 13 noviembre 2019  •  11:56 AM

Claro y preciso

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  lunes 2 octubre 2017

El gobernador de Virginia, Terry McAuliffe, habló claro y preciso a los supremacistas blancos, que en ese Estado, tratan de imponer la segregación racial en Norteamérica. En palabras tan sencillas, como el mensaje mismo, el funcionario Demócrata, les dijo que pueden ir marchándose de USA, porque  aquí no hay espacios para su saña.

Con firmeza, los conminó a irse, porque si rechazan la inmigración, es que no se sienten partes del Continente Americano, ni de esta nación, fundada por sus prohombres, para la convivencia de diversas culturas y razas.

Recordándoles, que los únicos que nunca tendrán la categoría de inmigrantes aquí, son los nativos de esta tierra. Y yo agrego, “de lo que muchos inmigrantes son sus descendientes, como producto de la mezcla europea, indígena y africana”.

Sin rodeo, les expresó, “serán ustedes quienes tendrán que abandonar esta tierra, porque son los que no caben aquí”. Dejándoles claro, que el verdadero patriotismo lo expresan aquellos que con un uniforme, defienden la patria de Washington y Jefferson.

No quienes siembran odio, caos, y división entre las familias. Eso es lo que realmente engrandece a Los Estados Unidos, donde los funcionarios, sin importar el partido o la religión que profesen, saben colocar cada pieza en su encasillado.

Estamos de acuerdo, en que ninguna nación quiere, ni necesita una inmigración compleja, que venga a crear problemas de seguridad y paz, pero gente sana, productiva, que aporta, cualquier país la desea.

Su reacción vino, luego de los inaceptables acontecimientos en Charlottesville, donde tres personas murieron, y otros fueron heridos, protagonizados por neo-nazis, y supremacistas blancos, que buscan reintroducir el segregacionismo en Norteamérica.

Sin dudas, ellos tendrán que irse, si no entienden, que América en todas sus latitudes es tierra de inmigrantes, empezando por ellos mismos, que tienen sus orígenes en algún otro rincón de la geografía, que no es en el legado de Américo Vespucio.

Segregacionistas y segregados: Tomándole las palabras al gobernador de Virginia, y viendo las protestas realizadas por jugadores del Fútbol Americano, debemos colegir en que aquí se enfrentan los extremos, en la misma lucha.

Ofende quien quiere, no quien puede. Por eso, los deportistas que en rechazo a los supremacistas ultrajan el Himno Nacional y los símbolos patrios, no hacen más que medir fuerza con esos sectores, mientras ofenden a toda una nación.

Cuando se recurre a este tipo de ofensa nacional, lo único que se hace es debilitar la lucha, por más justa que sea, como en efecto lo es. Pero debían tener presente, que los símbolos patrios no representan a un grupo, si no, a todo un pueblo.

Pueblo, que incluso, está identificado plenamente con esas nobles causas, por lo que, continuar con esa práctica, se pudiera estar hiriendo el sentimiento nacional, lo que culminaría debilitando y descalificando sus legítimos reclamos.

Como creo en otras existencias de los terrenales, advertí cuando Trump era candidato presidencial, de que envuelto en ese traje, podía esconderse un Hitler cualquiera, quizás no del todo reciclado espiritualmente de su lúgubre pasado.

Como nada es casual, vemos que los supremacistas encontraron en él, el gobernante ideal, para dar riendas sueltas al odio, olvidando “ellos también son fruto de la inmigración”, como les recordó el gobernador McAuliffe, en su claro y preciso mensaje.

alex15958@hotmail.com

Twitter, @alexalma09