Ultima Actualización: martes 26 mayo 2020  •  12:25 PM

El buen posicionamiento del PRM

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  martes 6 octubre 2015

Uno de los grandes problemas que últimamente afecta al gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD), no es el alto costo de la vida y ni siquiera el aumento de la delincuencia, sino el ignorar la capacidad de la oposición, como muy bien lo plantea el columnista César Medina.

Las torpezas de muchos de funcionarios del gobierno, que también son dirigentes del sector que dirige el Presidente Danilo Medina dentro  del PLD, son las mejores aliadas, en este caso, del Partido Revolucionario Moderno (PRM), que tiene la ventaja, en el Cibao, donde está ubicada casi la mitad de los votantes para las elecciones del 2016, que tanto su candidato presidencial, Luís Abinader, como el ex Presidente Hipólito Mejía, son de Santiago, considerado como un importante atractivo para sumar votos.

Pensamos que el Presidente Medina debe dedicar un poco más de tiempo a resolver problemas electorales entre los mismos miembros de su organización política, porque si continúa dejando que las situaciones adversas sean manejadas por dirigentes de su grupo, que más que unir dividen, existe la posibilidad de que el candidato presidencial oficialista reciba, en el 2016, un revés con el cual no se está contando.

Es probable que el presidente Medina no sepa del golpeo que está recibiendo la mayoría de dirigentes seguidores del líder del PLD, Leonel Fernández. E, incluso, en Santiago se comenta que la presión que se ejerció en contra de Fernando Rosa, quien aspiraba a la Alcaldía, que es un consagrado seguidor del jefe de Estado, se debió a que también mantiene buenas relaciones con Leonel Fernández, lo que provocó que los seguidores del ex gobernante lo estuvieron apoyando para el cargo municipal.

En materia de medios de comunicaciones, la mayoría de los seguidores o amigos de Leonel Fernández no recibe publicidad. Quienes logran un anuncio, es porque hay funcionarios  en el gobierno que no se prestan a ese tipo de bajeza. También hay funcionarios que en sus tres años dirigiendo una determinada institución, no pagan el dinero de anuncios dejado de pagar por la anterior gestión, como es caso de Santiago.

 La situación citada está provocando que el gobierno esté bien posicionado en un sector de la comunicación y terriblemente mal en otro, a diferencia de cuando Leonel Fernández dirigía el país, que ordenó distribuir equitativamente la publicidad, sin importar preferencias políticas.

Todavía la mayoría de los comunicadores a quienes se conoce sus simpatías políticas de oposición, tienen los anuncios dejados por el gobierno de Leonel Fernández, lo que es correcto, pero no ocurre lo mismo con los simpatizantes del ex gobernante. En política se debe trabajar para fortalecer lo suyo, sin olvidarse de los demás.

También hay que decir que hay mucha inconformidad a lo interno del PLD, especialmente de destacados dirigentes oficialistas que hoy están en el “banco”, sin funciones. Entonces, ¿cómo es que se  espera sumar votos para el candidato presidencial oficialista ? Pero también podría ocurrir lo mismo en contra de candidatos a diputados, senadores y alcaldes municipales.

El presidente Medina debe trabajar para sumar votos, disminuyendo diferencias y olvidándose de los comicios del 2020, porque primero hay que ganar los del 2016, por lo que debe ignorar las apetencias, adestiempo, de sus seguidores, si su deseo es el de ganar.

Todos esos problemas sólo sirven para seguir fortaleciendo al PRM, quizás no porque la mayoría de votantes simpatice por esa entidad, sino porque los peledeístas, que hablan a través del sufragio, se decidan a castigar a sus propios candidatos, como lo hicieron en varios municipios en las comicios del 2012, incluyendo a Santiago, donde votaron en contra de boletas  de su propia organización política.

El candidato presidencial del PRM se está moviendo, con éxito, en sectores que hasta hace poco se consideraban fuentes de apoyo para Medina. Si se analiza la popularidad de Medina, hay que decir que está en buena posición, pero en descenso. ¿Está en descenso porque la gente no quiere al Presidente Medina? Evidentemente que no, pero si no corrige una serie de torpezas que están cometiendo sus dirigentes, como es el caso de Santiago, las aves  podrían poner sus huevos dentro de un nido donde no parece haber reproducción.

Pensamos que los dirigentes del sector del Presidente Medina creen que el PRM no podría ganar las elecciones por ser una organización nueva, ignorando que ahí está la mitad del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), los grupos aliados y estarán muchos de los que prefieren que su  PLD esté en la oposición, no porque desean que la entidad pierda el poder, sino para cobrarles a sus compañeros el desprecio que hoy reciben de ellos.

 

 

Las elecciones son el mismo día, pero se votará por los candidatos presidenciales, municipales y congresionales, lo que les permite a los electorales seleccionar de acuerdo a sus simpatías. Medina debe trabajar para despejar, en más de un 70%, la creencia de muchos sectores de que las diferencias entre él y el ex presidente Fernández, impedirían su triunfo.

Un líder debe trabajar por la unidad, no por la desunión, si quiere triunfar. En política pueden ocurrir cosas inesperadas. La división del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y el nacimiento del PRM, es una de esas cosas injustificadas, pero real.

Esta última idea, sin sentido, por el momento, aterradora, terrible o no probable, en estos momentos, sería la renuncia del candidato presidencial del PRM para esa entidad postular a Leonel Fernández y éste, como líder del PLD, dividir a la  institución que dirige, para ambos sectores apoyar la idea una nueva candidatura presidencial.

¿Quién le ganaría las elecciones a Leonel, un líder internacional que ni siquiera la terrible campaña que se llevó a cabo en su contra pudo disminuir su incidencia política,  siendo el candidato presidencial del PRM, del sector mayoritario del PLD que él dirige, la Fuerza Nacional Progresista y otros grupos políticos? 

 Si eso ocurriera, nadie le ganaría las elecciones a ese ex gobernante. Sabemos cómo piensa el ex Presidente Fernández y nadie puede perder tiempo analizando esto, debido a que el líder del PLD es un hombre institucionalista.

Esa es una de las razones por la cual los dirigentes del sector Medina,  deben aprender a maniobrar en momentos de crisis, como los actuales. Hay ocasiones en las cuales se gana perdiendo y otras en las que se pierde ganando.

Gracias por leernos.