Ultima Actualización: martes 26 mayo 2020  •  12:25 PM

Las secuelas traumáticas de la sequia en el país

Publicado por Redaccion Diario55  |  Editorial |  viernes 24 julio 2015

EDITORIAL

Como es recurrente todos los años, en unos con  más intensidad que en otros, el país está sufriendo los efectos devastadores de una fuerte sequía, que afecta desde la agricultura, hasta el abasto de agua potable en las grandes ciudades.

Un problema de alto interés nacional, ya que tiene un impacto humano, social y económico de mucha trascendencia, que obliga a que se tomen medidas de largo alcance para enfrentarlo.

Con la falta de lluvias en nuestro país no se cumple el viejo adagio de que “guerra avisada no mata soldado”, pues  pese a ser un fenómeno que se repite año tras año, salvo muy pocas excepciones, no se toman las medidas necesaria para evitar sus secuelas negativas.

La capital, nuestro centro urbano más importante es que lleva la peor parte en esta situación y, por supuesto los campesinos pobres que dependen del capricho de la naturaleza para sus cosechas y crianzas.

En décadas pasadas Balaguer decía que no se podía obligar a que lloviera por decreto, lo cual es cierto, pero sí se pueden tomar medidas para disminuir el impacto negativo de las sequías.

Pues todos sabemos que gracias a Dios todavía los dominicanos contamos con una relativa abundancia de fuentes acuíferas, a tal punto que diariamente van decenas de millones de metros cúbicos al mar. 

Lo que procede entonces es, que se hagan las inversiones necesarias para retener esa agua y la misma sirva para abastecer nuestros acueductos, y ampliar las redes de irrigación de tierras y crear lagunas para el ganado.

Cierto que eso implica una buena inversión, pero aquí para cosas de menor importancia nos endeudamos, o se hacen inversiones de pocas prioridades con las recaudaciones fiscales.

Se impone en consecuencia, buscar recursos para construir más embalses y evitar que el agua que necesitamos con tanta urgencia, vaya a perderse en el océano, como sucede en la actualidad.