Home Opinión Igual que la paloma, me equivoqué