Ultima Actualización: miércoles 12 diciembre 2018  •  04:04 PM

CON TU DECISION.

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  lunes 6 abril 2015

"Cuando algo malo sucede, tienes tres opciones: puedes dejar que te determine, te destruya o te fortalezca".(Anónimo). 

Me gustan estos mensajes en que nos recuerdan qué tipo de actitud debemos de asumir en cada día que nos amanece. Cómo no dejarnos "contagiar" o dejarnos influenciar por otros o estafarnos nosotros mismos lo que debemos o no hacer o en la manera en que lo asumimos. Siempre será una oportunidad que se renova cada mañana y que es una esperanza que nos otorga el Creador independientemente de lo que usted crea o no, esa oportunidad El te la regala y te la brinda, en ti está si permitirás que lo que te ha sucedido o por lo que estás pasando, te destruya o lo puedas utilizar a tu favor para crecer, fortalecerse y aprender de ello. 

Nunca me canso de recibir estas frases y mensajes que levantan mi espíritu y me gusta que otras personas puedan sentir lo mismo, porque así como le hice promesa al Creador de que enviaría su mensaje, la mejor manera que he encontrado en hacerlo es por estas reflexiones; porque la vida es una lucha que se vive y se disfruta momento a momento y en que necesitamos estar de pie y activos. Hoy eso que estás pasando solo tú sabes la carga que llevas a cuestas y aunque no lo creas, por duro que sea la misma, Dios busca enviarte un regalo con ese mensaje, un propósito para toda la vida que puedas utilizar para bien y que con ello se refleje la presencia de Dios en ti. 

Está en ti saber qué hacer con eso que te ha ocurrido o tu ocurre, o te derrumbas, o maldices, o te levantas, aprovechando para bien, esa experiencia que será única para ti y para nadie más.

El busca también que por duro que sea, siempre pienses y creas que es quien dirige tus pasos y te hará seguir caminando por lúgubres cañadas. Orando por quienes tienen cosas que enfrentar este día. Aleja de nosotros a quienes solo buscan alejarnos de tu camino y de tu protección. Que sea tu presencia la que nos acompañe hoy y no nuestro