Ultima Actualización: martes 21 noviembre 2017  •  08:40 PM
Hay que incentivar a la clase media
Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  domingo 22 marzo 2015

El rescate de la poderosa clase media de la República Dominicana, obra del entonces Presidente Leonel Fernández, es lo que, entre muchas cosas, contribuye a mantener al Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en el poder, responsable de la aplicación de políticas proteccionistas a favor de una gran mayoría de productores nacionales, de incentivo a proyectos que favorecen a profesionales, técnicos y personas vinculadas a los negocios.   

La errónea política del gobierno del Presidente Hipólito Mejía, durante el período 2000-2004, en la aplicación de medidas estatales incorrectas para el sector de Zona Franca y la no adecuación del sistema productivo de ese empresariado, que aunque se favoreció con los altos precios del dólar, el cual se canjeaba a 58 pesos por uno, llegando a tocar, en algunos días, hasta el 60 por ciento, casi desapareció. 

El empresariado de las Zonas Francas ganó miles de millones de dólares por concepto de sus exportaciones, básicamente de textiles, pero no se planificó, especialmente en materia de calidad, por lo que México, con la ventaja de hacer frontera con Estados Unidos, y vendiéndole más baratos sus productos, le redujo las ventas a los dominicanos a sus más bajos niveles.

Estos grupos no pertenecen a la clase media sino a la alta, pero aportan millares de empleos a profesionales y técnicos. Y para arruinar más a esos empresarios, luego entraron los asiáticos, especialmente los chinos,  a comercializar productos de Zonas Francas con los mismos Estados Unidos, con ofertas más favorables para los compradores que las que seguía haciendo la República Dominicana. Esos problemas provocaron el cierre de cientos de empresas dominicanas.

Pero a la vuelta al poder Leonel Fernández (en el 2004), que habiendo dirigido desde 1996 al 2000, sabiamente hizo resistencia al alto precio del dólar hasta bajarlo a 37 pesos por uno, pero dándole incentivos productivos a las Zonas Francas, incluyendo la tasa cero (no pago de impuestos), bajando considerablemente el costo de los alquileres de los locales y el servicio de energía eléctrica. Esas medidas ayudaron a que el  sector se fortaleciera al extremo de que hoy, con el seguimiento del mismo estilo de política estatal de parte del Presidente Danilo Medina, la expansión de esa área de la producción es extraordinaria. 

Pero la política errónea del gobierno de Mejía también hizo estragos en la clase media, al extremo de que la hizo desaparecer casi en su totalidad, convirtiendo al país entre muchos ricos y más pobres.

Los altos precios de los alimentos, vestimentas, vehículos, viviendas, atenciones médicas y otros servicios básicos, fueron suficientes para que la población votante rechazara las intenciones de retornar al poder de Hipólito Mejía durante los comicios del 2012. La clase media, ya fortalecida con el rescate que le hizo Fernández Reyna, se volcó a favor de Danilo Medina, quien ganó esos comicios.

Pero la errónea política del hoy ex gobernante perredeísta creó otro problema a nivel político: La mayoría de votantes se pasa el tiempo hablando de quién de Fernández Reyna o Medina será el próximo Presidente de la República. Fue que el país vivió, en el período 2000-2004, con una clase alta muy poderosa y una baja que apenas subsistía. La presencia del dinámico sector de clase media era casi nula. 

Para enfrentar los problemas dejados por el gobierno de Mejía, Fernández Reyna le dio continuidad a los proyectos habitaciones dejados por los regímenes de Joaquín Balaguer y Salvador Jorge Blanco. Además, Fernández Reyna rescató a la clase magisterial, la cual sufría los peores embates de la economía, aplicando para ese sector buenos salarios, un importante seguro médico, fortaleció su Cooperativa y ya cuenta con sus propios proyectos habitacionales.

Para incentivar la economía, Fernández Reyna dio inicio a construcciones estatales masivas por todo el país, desarrolló ampliamente los programas sociales, como la Tarjeta Solidaridad y el Segundo Médico para sectores necesitados. 

Para los sectores  periodísticos, locutores, poetas, escritores, fotógrafos, camarógrafos y escultores, el entonces Presidente Fernández Reyna puso en práctica las pensiones, trabajaran o no en el Estado. A esa gran obra, también hay que agregarle que Fernández Reyna otorgó casi tres mil facilidades para la importación de vehículos para el sector de la comunicación. El Presidente Medina le está dando seguimiento a las pensiones. 

Todo eso contribuyó con el rescate de esas partes de la clase media. Antes, en las escuelas y los locales de los medios de comunicaciones, no se veía más de tres o cuatro automóviles. Hoy, se observan llenos, siendo sus dueños profesionales y técnicos, en su mayoría. ¡Esa es la diferencia!

Es bueno recordar que durante los gobiernos del Presidente Fernández Reyna, la unidad de plátano costaba desde dos a cinco pesos y la mayoría de los productos estaban al alcance de los consumidores. Para mejorar las condiciones económicas de las clases baja y media es imprescindible un reajuste salarial general. El gobierno, a través del Ministerio de Administración Pública (MAP), aprobó la Ley General de Salarios para el Sector Público. ¡Sólo hay que firmar el Reglamento!

Hay que admitir que las inversiones que sigue haciendo el gobierno del Presidente Danilo Medina en el sector agropecuario, medianas y pequeñas industrias, siguen dando buenos resultados. Y las inversiones en educación no tienen comparación. La educación es imprescindible para el desarrollo de los sectores económico, social, político, cultual y científico.

Pero pensamos que el gobierno debe buscar la forma de movilizar más la economía con inversiones generales, como son las construcciones y reconstrucción de calles, caminos vecinales u otros sectores que demandan de mucha mano de obra.

La creación de nuevas industrias medianas y pequeñas, especialmente del sector agropecuario, volver a la crianza masiva de cerdos entre los campesinos, los programas sociales vacunos a través de las Asociaciones o aumentar los préstamos para  diversos cultivos, también fortalece la clase media rural, porque ésta se entrelaza con la baja en esa área. 

El gobierno está en el deber de motivar el mejoramiento económico de la clase media, porque eso permite que ésta pueda adquirir viviendas, vehículos y otras necesidades para su desarrollo. En la actualidad, hay una disminución de esas adquisiciones de parte de la clase media. Y también hay una reducción en las compras de alimentos causada por los altos precios. 

El aumento de las exportaciones de frutas y vegetales, como consecuencia del crecimiento  de importantes áreas de la producción agrícola, es un medio que contribuirá a involucrar a la clase media con su intermediación con grandes empresas exportadoras y, en algunos casos, a poner sus propios negocios.

-Gracias por leernos.