Ultima Actualización: viernes 15 diciembre 2017  •  07:00 PM
El cierre de los consulados en Haití
Publicado por Redaccion Diario55  |  Editorial |  miércoles 4 marzo 2015

 

EDITORIAL

El cierre de los consulados en Haití

El gobierno dominicano tomó una posición radical de cerrar, suponemos que temporalmente los consulados en diferentes ciudades haitianas, ante los riesgos de agresión hacia nuestros ciudadanos en esas sedes.

Creemos que la decisión es correcta ante la actitud agresiva e irrespetuosa de sectores desaprensivos de ese  país, que tienen tirrias contra los dominicanos por situaciones de todos conocidas, pero sin razones valederas.

La medida parte también debido a la incapacidad demostrada por las autoridades haitianas, para garantizar la seguridad de nuestras oficinas consulares y el personal que labora en ellas.

La decisión puede parecer excesiva pero es preferible como forma de evitar consecuencias mayores, pues un hecho grave con heridos o muertos de los nuestros allá, sería combustible a la hoguera del odio y resentimiento en los grupos antihaitianos aquí.

Dice el viejo adagio que es mejor precaver que tener que remediar y parece que esa ha sido la divisa utilizada por el gobierno de Danilo Medina, ante la situación harto peligrosa que se registra en torno a nuestras sedes diplomáticas y consulares en Haití.

Con ello se le manda una señal a los radicales de ese país de que no estamos dispuestos a tolerar agresiones e irrespetos, que su incorrecto proceder le causa perjuicio a los suyos que necesitan viajar a nuestro territorio en busca a diversas diligencias.

Los haitianos, que no vienen o intentan la vía clandestina,  viajan mucho a dominicana a negocios, salud, educación y diversión, para lo cual necesitan de un visado. Esos que son los privilegiados de allá pagaran las consecuencias de las acciones negativas de sus compatriotas.

Esperamos no obstante, que esta situación y otras enojosas puedan ser superadas lo antes posible, ya que unas relaciones armoniosas y respetuosas entre ambos pueblos son necesarias y de mutua conveniencia.