Ultima Actualización: domingo 8 diciembre 2019  •  07:00 AM

Un Papa para el mundo

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  lunes 16 febrero 2015

Especulando un poco, creo que si se hiciere una encuesta en el mundo, el papa Francisco sería la persona más admirada. No habría líder político, artista o deportista que se le acercara.

Ahora sin dudas, los dominicanos hablamos de Su Santidad con gran respeto, cariño y admiración. "No importa que sean o no creyentes". Es el personaje a destacar.

 Es agradable cuando en una reunión de amigos alguien cuenta que por las redes sociales observó al papa Francisco descendiendo de su vehículo, saludando al pueblo de Roma o a los que requieren una voz que les ampare.

Y aparece un vídeo abrazando a un enfermo,  otro compartiendo con los más pobres en su mismo terreno… Y la gente emocionada al verlo, como si no  creyese que el mismito representante de Dios les esté saludando.

Y cuando escuchamos esas historias, que ya quizás hemos visto a través de nuestro ordenador, los contertulios, en muchos casos, soltamos pequeñas lágrimas.

Pero el papa Francisco no está en concursos de popularidad; es más, se nota que eso de la fama no le gusta, que prefiere lo sencillo a lo rebuscado, lo simple a lo confuso. Las poses se las deja a los que juran que son superiores.  Los lujos los considera mediocridades humanas.

Sabe que es un hijo de Dios con una misión que cumplirá. A los católicos que estamos dormidos, intenta despertarnos, llegando a nuestros corazones por medio de la palabra y la acción.

Habla para que se le entienda. Busca la verdad. En su más reciente homilía dijo dos reflexiones que me impactaron: “Jesús revoluciona y sacude fuertemente aquella mentalidad cerrada por el miedo y recluida en los prejuicios”; y “El camino de la Iglesia es el de no condenar a nadie para siempre y difundir la misericordia de Dios a todos”.

Estamos en presencia de una Doctrina Social rejuvenecida, dinámica, adaptada a los tiempos cambiantes, difíciles y complicados, siempre basándose en el Evangelio.

Y tenemos cada día a una Iglesia más fuerte, influyente y promotora de las enseñanzas de Cristo, de la verdad y de la justicia. Y el papa Francisco ha sido el eje de esta realidad.