Ultima Actualización: miércoles 28 junio 2017  •  04:09 AM
Los rumores y los olores
Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  lunes 12 enero 2015

El padre Benjamín Huerta, jesuita, tiene un poema que llama “El perfume de nardos”.

En ese poema, él afi rma que los rumores se cuelan como el perfume.

Los rumores buenos, positivos, las noticias buenas que corren y vuelan de una persona, son como un perfume que hace bien, igual que el buen perfume.

Los rumores de Dios, también se cuelan como el perfume, pero también los rumores que condenan, los rumores que son murmuraciones, que son falsos, son malos olores que también se cuelan y hacen daño. No solamente hacen daño porque traen consigo errores, sino porque huelen mal.

Los rumores en la vida, traen buenos perfumes, si son buenos, y los rumores malos, traen malos olores. Por eso, los rumores y los olores, van de la mano.

Ojalá nosotros podamos esparcir buenos perfumes con nuestras vidas, con nuestras palabras y con lo que decimos.

Hasta mañana, si Dios, Usted y yo lo queremos.