Ultima Actualización: viernes 18 agosto 2017  •  07:00 PM
La muerte de Poppy Bermúdez deja un vacío en Santiago
Publicado por Martín Domingo Genao  |  Editorial |  jueves 4 diciembre 2014

 

EDITORIAL

La muerte de Poppy Bermúdez deja un vacío en Santiago

 

La muerte del emblemático empresario José Armando Bermúdez, deja un vacío en Santiago y a la vez implica la despedida de una generación de hombres que implantaron una profunda huella en esta región y el país.

Era parte de aquellos visionarios que a la muerte de Trujillo asumieron un rol de primer orden, para forjar empresas e instituciones que impactaron en forma determinante en lo que ha sido el avance de este pueblo.

Los Bermúdez, es cierto, no surgieron como empresarios con la generación de Poppy, pues casi desde el mismo nacimiento de la República, sus  antepasados, se establecieron como fabricantes de ron en esta ciudad. 

Pero desde los años 60 el finado empresario le imprimió una nueva dinámica a los negocios familiares y particulares, con inversiones en diferentes ramas de la economía, como los medios de comunicación, líneas aéreas, aeropuertos, sector financiero y otras.

Fue además un dinámico propulsor del deporte, las artes y la cultura, pero sobre todo un hombre  sencillo, asequible a todo el mundo y sensible a los problemas de los demás, lo cual no abunda en su clase social.

Su partida deja un legado importante que deben seguir sus descendientes, para que sus empresas continúen siendo fuente de riquezas y empleos por siempre, con el compromiso social de apoyar las causas justas y humanas.

Como ser humano tuvo sus altas y bajas, sus virtudes y defectos, pero todos coinciden en reconocer que jugó un papel estelar en la proyección de empresas, instituciones y acciones que lo hacen presente en Santiago y el país, para la posteridad.

Que descanse en paz y viva eternamente en la morada celestial, José Armando Bermúdez, son los deseos de esta empresa de comunicaciones, Super TV 55.