Ultima Actualización: viernes 15 diciembre 2017  •  07:00 PM
El 2020 debe ser la opción
Publicado por Redacción  x  |  Opinión |  sábado 4 octubre 2014

La propuesta del licenciado Ramón Ventura Camejo, para que se proceda a la modificación de la Constitución de la República, para introducir el sistema norteamericano para el ejercicio del Presidente, que es de dos períodos consecutivos y nunca jamás, es fruto de muchos debates en el país.

Hay que están de acuerdo con la posición de Ventura Camejo y otros no. De todas maneras, lo más aconsejable es que el tema sea analizado por los principales protagonistas políticos y sociales, porque a decir verdad, debe haber un límite para que una persona pueda aspirar al más alto cargo de la nación, dejando de ser un permanente aspirante.

En nuestro país hay partidos políticos, especialmente de los pequeños y algunos de los más grandes, que el candidato presidencial siempre es el líder de la agrupación. Como el tiempo ya es corto para ese debate, porque las organizaciones políticas están luchando por la Presidencia de la República y sus derivados, lo más conveniente es que se induzca la reforma constitucional, pero para ser ejecutada en el 2020.

El licenciado Ventura Camejo dijo que, como miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), presentará el tema en la venidera reunión de ese organismo. Creemos que ese tema debe ser discutido y aprobado. Como para el 2020 faltan casi seis años, es un momento adecuado.

Eso favorecería al actual presidente Danilo Medina, en virtud de que ya los cuatro anteriores no podrían ser sumados, debido a que se trataría de una reforma constitucional. Si se logra modificar la Constitución en el actual período, para su aplicación inmediata, que lo dudo, entonces Medina, si gana las elecciones del 2016, abandonaría para siempre la Presidencia de la República, que es el método de Estados Unidos. Pero si pierde también se iría, porque sumaría dos intenciones.  

Dudamos que pueda pasar en los actuales momentos, en virtud de que el ex Presidente de la República y líder del PLD, doctor Leonel Fernández Reyna, controla la mayoría de senadores. Y para que la Constitución pueda ser modificada, se requiere obtener las dos terceras partes del Congreso Nacional, lo que no es posible sin la anuncia del líder del partido morado.

No es posible, porque los legisladores del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), que dirige Miguel Vargas Maldonado, que es su candidato presidencial, no van a apoyar la reelección para este período. Y sin contar con los legisladores del PRD (senadores y diputados, así como los de Leonel Fernández), no hay forma que pueda garantizar la reforma constitucional.

La modificación a la Constitución de la República, para el presente período, es un esfuerzo perdido. Pero sí consideramos que para el 2020 sí debe hacerse. Eso les abrirá  “nuevos horizontes” a las nuevas generaciones políticas y el país se institucionalizaría más.

La nación se iría convirtiendo en una escuela de sabiduría política, porque estamos seguros de que la mayoría de los ex Presidentes de la República se convertiría en maestros para las nuevas generaciones.

Eso motivaría a los jóvenes y amantes de la política a acudir a los centros donde haya algún experto presidencial pronunciando una conferencia o dirigiendo talleres para el aprendizaje, como ocurre en Estados Unidos. ¡Ese país también tiene cosas buenas!

El mejoramiento de los servicios públicos en la República Dominicana, es fruto de las experiencias traídas por el ministro del Ministerio de Administración Pública (MAP), licenciado Ramón Ventura Camejo, a través de sus continuos viajes al exterior buscando experiencias de Estados, así como a través de los expositores que vienen a la nación a brindar sus conocimientos.

Y como al final de este trabajo me surgió esa idea, pensamos que para debatir la reforma constitucional debe traerse, para pronunciar conferencias, a los ex Presidentes norteamericanos, Jimmy Carter, Bill Clinton y al propio  George Bush. Sé que hay muchas personas que rechazarán esta idea, pero es la forma de aprender de todos quienes están calificados para exponer con seguridad sus conocimientos en materia de políticas de Estado.

-Gracias por leernos.