Ultima Actualización: lunes 21 junio 2021  •  09:00 AM

Junto al enemigo

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  lunes 7 junio 2021

Dice Guido, “el presidente duerme con enemigos”, porque “gobierna con militares del pasado gobierno”, pero que sepa, los militares no son de ningún gobierno, si no, de la República, obedientes al poder civil, según la Constitución, en su artículo 252.  

Pero el hijo de doña Carmen y el Moreno, no está tan equivocado, pues Luis sí, duerme con enemigos peligrosos, aposentados en su partido, que hacen todo, para verlo fracasar en su lucha por imponer la transparencia en el Estado.  

Es que, la mayor oposición se la hacen dirigentes del PRM, disgustados porque no han conseguido un nombramiento y rechazando la postura del mandatario de adecentar el país, lo que ha desatado los demonios hasta intentar echarle a pique el gobierno. 

Ante semejante situación a lo interno de su organización, Abinader se verá compelido a terminar rodeado de particulares, si quiere hacer la diferencia entre sus antecesores, con relación al abuso de los fondos públicos por parte de políticos inescrupulosos.  

Convencer a la ciudadanía, de asumir un compromiso ético en la política, que nos saque del atraso y termine con tanta desigualdad. El presidente erró, poniendo los cuerpos castrenses en mano de un Hipólito, rodeado de gente con mala reputación.  

Su fracaso pudiera estar en esa alianza, si no se distancia de ese grupo, sólo veamos lo denunciado por Huchi, y las diligencias de Pepe Goico, un siniestro personaje, haciéndole inteligencia con fines criminales a la magistrada Berenice Reynoso.  

Cohabitar con individuos así, es peor que tener al enemigo al lado, gente que aportó recursos de procedencias dudosas en la campaña, y ojalá recuerde a Kennedy, que su muerte se atribuye a la mafia, por supuestos acuerdos no honrados con ellos.  

Para salir airoso en su lucha anti corrupción, deberá apartarse de Hipólito, si no, seguirá durmiendo con el enemigo. El jefe de Estado es una persona bien informada, y sabe que la muerte del coronel Fuerza Aérea, Rolando Martínez, no fue “casualidad”.  

Tampoco el acribillamiento del coronel Israel Rodríguez Cruz, y que un narco muerto en la Romana, tuviera en su poder un carnet de raso también de esa institución militar. Por la política arrastrar tanta inmundicia, ese es el peligro que asecha al único presidente que se ha propuesto sacar la pudrición de esta actividad.  

Tengo la certeza, Luis, duerme más seguro con los militares en cuestión, que con el grupo criminal que rodea a Mejía, un aliado incondicional de Danilo, que anda ofreciéndoles protección a exfuncionarios acusados de corrupción.  

Y peor, tener que lidiar con quienes desde el partido oficial esperaban la oportunidad de ir a buscársela con el tráfico de influencia. Esos, que por diferentes vías buscan descalificarlo; los que como él mismo dijera, les generan mucho problema.  

La idea es seguir profundizando esa epidemia en la nación, una dirigencia, que, en lugar de apoyar una obra de gobierno ejemplar, para ganarse el respeto y confianza del pueblo y adueñarse del escenario político, prefieren descalificarlo.  

Ni se percatan de la oportunidad política que les pone en sus manos Luis Rodolfo, como aquello de “no deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de ellos, no sea que las huellen con sus patas y volviéndose os despedace”, Mateo 7:6.  

El ejecutivo camina junto al enemigo, pero no son los militares, porque hayan servido a otros gobiernos, cumpliendo el mandato constitucional.  

alex15958@hotmail.com 

Twitter, @alexalma09