Ultima Actualización: lunes 23 noviembre 2020  •  09:00 PM

Centro Histórico de Santiago motor de la economía regional

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  miércoles 18 noviembre 2020

El señor presidente Luis Abinader impulsará un conjunto de obras de impacto inmediato que cuando se concreten podrían ser un auténtico “New Deal con Santiago” al mejor estilo del estadista norteamericano Franklin Roosevelt. En momentos de aguda paralización de la economía derivada de la pandemia, el poder ejecutivo se enfoca correctamente en elevar de forma rápida las inversiones públicas en el Centro Histórico de Santiago: “el Corazón de la Ciudad Corazón”. 

Así quedó evidenciado en la conversación pública del Presidente y ciudadanos invitados. Una forma de rendición de cuentas a la Nación del pasado lunes 16 de noviembre a 90 días de haber iniciado su gestión de gobierno el 16 de agosto 2020, día que se celebra la Restauración de la Independencia, gestada precisamente por líderes de Santiago, Puerto Plata y el Cibao.    

Franklin Roosevelt se enfocó en impactar la gran depresión económica en la tercera década del pasado siglo XX. Reactivó la economía por medio del consumo y la inversión. En este orden, aumentó el gasto poniendo en operación una cantidad de obras públicas, lo que facilitó empleos a millones de trabajadores, elevó el consumo de bienes y servicios y salvó muchas empresas de la quiebra. Para que surta efecto esta inyección debiera ser ya y ahora, al mejor enfoque del economista neoyorquino Jeffrey Sachs: victorias rápidas.  

Valoro correctamente que la Presidencia de la República expresa voluntad de ejecutar proyectos en coherencia con la Agenda Oficial Santiago 2030. Impulsar un presupuesto público que invierta en el municipio y provincia Santiago, los recursos que se correspondan con el artículo 196 de la Constitución “para que sin perjuicio del principio de solidaridad, el Estado procure el equilibrio razonable de la inversión pública en las distintas demarcaciones geográficas de manera que sea proporcional a los aportes de aquellas a la economía nacional”. 

El Centro Histórico de Santiago es el “Corazón de la Ciudad Corazón” como lo bautizara monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpo, pasado presidente del Consejo del Centro Histórico, un organismo de vocación municipalista que el Ayuntamiento está en la disposición de relanzar organizativa y programáticamente muy pronto. 

El Centro es un eje empresas y negocios con operaciones de abastecimiento-producción de bienes y servicios que implican más de 20 mil millones de pesos anuales. Igualmente según estudios del Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF) y el CDES, si a la dinámica  económica de abastecimiento de esta zona histórica se le sumara la que genera otra área de alta dinámica, el mercado Hospedaje Yaque, es una circulación monetaria superior a los 45 mil millones anuales.  

Dinamizar el centro de Santiago, es activar la economía regional. Movilizar agentes económicos que en momentos de crecimiento estable como se espera el próximo año 2021, alrededor de 100 mil personas/día acceden a una superficie de 0.60 Km2 con 232 mil metros cuadrados de vías, donde residentes, visitantes, turistas y agentes económicos tiene que tener las mejores condiciones de movilidad, eficiencia del tránsito, seguridad ciudadana, bienes y servicios. Esos son los resultados que favorecieron la creación en su momento, de la Asociación de Empresas del Centro (ASCENSA), una entidad miembro titular del Consejo para el Desarrollo Estratégico de Santiago, que ha aportado un conjunto acciones de mejoría de este territorio . 

En los pasados 20 años Santiago ha concertado tres planes estratégicos con la participación de miles de entidades sin fines de lucro, asociaciones de empresarios, organizaciones públicas, asociaciones, ONG, junta de vecinos y movimiento de mujeres que han servido de guía para que las autoridades públicas prioricen sus inversiones.  

Siendo el primer municipio de República Dominicana en consensuar una Agenda Oficial de Desarrollo o Plan Estratégico concertado con el Gobierno Nacional, el Ayuntamiento, la sociedad civil y el empresariado local. El más reciente fue aprobado al año 2030 por el Concejo de Regidores de Santiago vía la ordenanza municipal 3251-19, lo que impone desplegar entre todos, capacidad de concertación y apoyo a las propuestas de desarrollo. 

El Centro de Santiago ha ido mejorando. Iluminación, seguridad pública y se ha generado un sistema de gestión de residuos y de recuperación de espacios públicos que debe ser ampliado. Se impone estimular la mayor cantidad de afluencias comerciales y turísticas que participen de forma colectiva y a “sana distancia”, en las actividades de animación sociocultural y abastecimiento que son afectadas por el sustancial deterioro físico, tecnológico e institucional de los diversos equipamientos culturales de promoción de las artes visuales, las artes escénicas y la literatura.

Para que la dinámica económica gestada por la Presidencia sea sostenible se requiere una nueva normativa de uso de suelo en el Centro Histórico y la rehabilitación organizativa del Consejo de este territorio con la activa de los actores que participan en el centro. 

La nueva normativa de uso de suelo debe incentivar el desarrollo edificatorio para que se corresponda con los mandatos que imponen que revitalizar urbanística y arquitectónicamente el centro con nuevas modalidades de uso y ocupación del suelo debe alentar la inversión económica y la habitabilidad, compatible con las capacidades que presentan sus solares y manzanas y con la estructura morfológica y funcional que caracteriza el patrimonio urbanístico-arquitectónico. 

Por todo lo anterior valoro muy certeramente las acciones anunciadas por el Presidente en el Centro Histórico. Esperamos que las mismas se concreten como ganancias o victorias rápidas de ejecución inmediata.