Ultima Actualización: domingo 16 diciembre 2018  •  03:33 PM

Las Impresoras Fiscales, deben ser aplazadas

Publicado por Redacción  x  |  Editorial |  viernes 17 enero 2014

El comercio del país está en pie de lucha rechazando que le quieren obligar a establecer en sus locales las Impresoras Fiscales, como forma de mayor control tributaria por parte de la Dirección General de Impuestos Internos.

Ese rechazo se manifiesta en paros escalonados que han afectado las actividades comerciales en diferentes regiones y provincias del Cibao, que incluso motivó el pronunciamiento de instituciones empresariales de Santiago.

Como se sabe el estado está facultado para disponer de medidas para aumentar sus ingresos como forma de satisfacer sus necesidades de gastos e inversión, que por demás vive presionado por la sociedad para que construya obras.

Pero también aquí se advierte una excesiva voracidad fiscal, que tiene su expresión más evidente y lacerante en los gravámenes para llenar el hoy dejado por la pasada administración, superior a los 200 mil millones de pesos.

En este mismo  mes que estamos, se aplica un aumento del ITEBIS, como resultado de esas medidas aplicadas hace un año y que tuvieron, en su momento una alto nivel de repudio en diferentes sectores del país.

En el caso de las Impresoras, el rechazo es mayor por cuanto los comerciantes sujetos a mayores controles y cargas tributarias, se les quiere obligar a que carguen con el costo económico de su montaje, lo cual es injusto, por decir lo menos.

Consideramos que esa medida debe ser suspendida por Impuestos Internos para que pueda ser aplicada en otro momento más alejado de las actuales alzas impositivas y que medie previamente, un proceso de diálogo y otras acciones de consenso con el sector comercial.

Además, que el beneficiario de la imposición de esos aparatos, el Estado que tendrá mayores ingresos cargue con la cuenta de su instalación.