Ultima Actualización: domingo 31 mayo 2020  •  06:30 PM

De todos depende

Publicado por Redaccion Diario55  |  Opinión |  martes 19 mayo 2020

“Lo más insensato es convertir un mal momento en una peor relación. La inmadurez convierte una palabra en ofensa, el orgullo en insulto, la vergüenza en bochorno, el prejuicio en un motivo para distanciarse y la ira en un arma peligrosa. Pensar que el tiempo cambia todo es erróneo, amar si cambia.

Disfrazar el orgullo de dignidad es una desgracia y cubrir la dignidad con orgullo es un desacierto. Solo el perdón puede reparar los puentes rotos por la indiferencia, el rechazo, la burla, el abuso y todo daño que lastima y desmorona la confianza y la admiración en otros. Anónimo)).

El solo hecho de reconocernos nos hace crecer. El hecho de reconocer lo que hemos hecho y en qué medida algo no ha estado bien o saber aquello que necesitamos reparar para iniciar.

Es como cuando un sistema dentro de alguna aplicación no funciona necesitamos reiniciar o resetearlo para que pueda recordar su utilidad, su propósito.

Nosotros a veces olvidamos que aquello que nos repara es el amor, a uno mismo, primero, y luego a los demás.  Reconocer nuestra debilidades y no darles aliento, para así fortalecer nuestra virtudes. Dejar atrás la ira y el encono; no permitir que el orgullo sea quien mida nuestros espacios y el caminar; recordar que la verdadera fortaleza está en saber qué a mayor conciencia, mejor transformación y menos caída en aquello que nos hace vulnerables y obsesivos. 

Ahora en esta etapa que iniciamos en el convivir con la Covid-19, sigue dependiendo aún más de todos nosotros y en esa vertiente de que podamos empeorar o no también. Nuestro comportamiento y actitud ante lo que hayamos podido aprender se podrán ir viendo ahora que se han flexibilizado las medidas de emergencia.  Es de la responsabilidad de cada uno el bienestar de todos. El pensar como una cabeza o de forma egoísta nos seguirá manteniendo yendo hacia atrás en este proceso de lucha que tenemos contra un diminuto pero terrible enemigo. 

Aprovechemos con sabiduría lo que a partir del miércoles 20 de los corrientes, estamos supuestos a llevar a cabo de forma consciente.  Ojalá hayamos aprendido.  No minimicemos a quién nos tiene como planeta a sus pies desde hace más de cinco meses. Debemos la soberbia humana a un lado y comencemos desde cada hogar.